San Francisco votará en referéndum si prohíbe la circuncisión a los menores

Judíos, musulmanes y cristianos consideran la propuesta una afrenta a la libertad religiosa

Imagen de una operación de circuncisión a un niño
Imagen de una operación de circuncisión a un niño

San Francisco siempre ha sido una ciudad conocida por su afán de desafiar al "establishment"(sistema) en Estados Unidos. Cuna del "flower power"(poder floral) de los hippies y los derechos de los gays, entre otros, siempre encuentra la manera de escandalizar al resto del país, sobre todo, cuando se trata de hacer ponerse de pie a los políticos de Washington, siempre muy celosos de sus intereses para mantenerse en el poder el mayor tiempo posible.

Así las cosas, los votantes de San Francisco decidirán en noviembre en un referéndum si se debe permitir la circuncisión. De ser aprobado, este artículo 50 convertiría en ilegal la circuncisión, el corte o mutilación de la piel, los testículos o el pene de toda aquella persona que sea menor de 18 años. La proposición incluye excepciones para casos médicos, pero no debido a las costumbres o ritos que afectarán a las tradiciones religiosas de judíos y musulmanes en esta ciudad californiana.

Como se esperaba, la propuesta de ley ha provocado gran controversia. Pero, también ha hecho algo que no se suele ver de forma frecuente: ha unido a judíos, musulmanes y cristianos que consideran esta iniciativa un atentado contra la libertad religiosa.

"Los judíos, musulmanes y cristianos son todos herederos de Abraham. La circuncisión bíblica comienza con Abraham. Ningún gobierno estadounidense debería restringir las tradiciones históricas. Las libertades religiosas están en juego. La propuesta de prohibición viola la Primera Enmienda que garantiza las creencias religiosas de cada uno", indicó el presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos Leith Anderson.

"Hacer daño", dice el rabino de Los Ángeles
El influyente rabino de Los Ángeles David Wolpe consideró que "algunos implicados simplemente se oponen a la religión, algunos tienen como objetivos a los musulmanes y judíos. Pero, ¿quién puede dudar de que los defensores de esta prohibición quieren hacer daño a los judíos y nuestras tradiciones?", resaltó el judío sobre la costumbre de circuncidar a los bebés judíos el octavo día de vida. Mientras, los musulmanes también tienen esta práctica entre sus costumbres.

Todavía así, los defensores han recordado que los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecen que los circundados tienen un 33 por ciento menos de riesgo de contagio de Sida. En cambio, los detractores reclaman que corresponde a un adulto tomar este tipo de decisiones.

Si no se aprueba la ley, la cuestión se quedará en una anécdota más de las historia de California. En cambio, si se da luz verde a la misma, podría ser el principio de un largo caso que podría terminar en el Tribunal Supremo.