Fumigación contra el PP en Vélez-Málaga

Pío García Escudero denuncia que el Ayuntamiento, del PSOE, impidió su visita a un centro de mayores

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID- ¿Boicot o coincidencia? En el último momento y sin justificación alguna, el Ayuntamiento malagueño de Vélez-Málaga decidió fumigar ayer mismo un Centro de Día de Mayores en el que, curiosamente, el portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, tenía una visita programada. De nada sirvió que los populares solicitasen la autorización la semana pasada o que el consistorio, en un principio, diese el visto bueno a esta visita. Cuando los populares hicieron acto de presencia en el centro Torre del Mar, éste ya estaba siendo fumigado.
Y entonces surgieron las sospechas. Lo normal, según explicaron desde el PP de Vélez-Málaga, es que el ayuntamiento, regido por el PSOE, informe de la fumigación con una semana de antelación para no provocar perjuicios a las personas mayores. Pero, en esta ocasión, la notificación llegó tan sólo unas horas antes y de manera informal, tanto que ni los usuarios estaban informados de ello.
Un veto político en toda regla. Así definió el PP lo ocurrido en la localidad malagueña. «Nosotros queríamos hacer, simple y llanamente, lo que consideramos la primera obligación de un político, escuchar a la gente y atender sus demandas», manifestó García-Escudero tras calificar la actuación de los socialistas de «sectaria», «infantil» y «absurda». Más aún, a juicio del portavoz popular en la Cámara Alta, el problema de fondo es «que los socialistas se temían que las personas mayores del centro hablasen de temas como la congelación de pensiones».
Al margen del incidente, García Escudero exigió al PSOE que «se deje de milongas» y cumpla el Pacto Antitransfuguismo, que a su juicio ha sido vulnerado tras aprobar los socialistas que Agustín Navarro, actual alcalde de Benidorm gracias al apoyo de un tránsfuga, sea su candidato en las próximas elecciones municipales, informa Efe.