La sentencia del TC es compatible con ejecutar el trasvase del Ebro

Declara constitucional la reserva de agua del Estatuto maño

La Generalitat insiste en que siempre se ha pedido un trasvase de aguas sobrantes
La Generalitat insiste en que siempre se ha pedido un trasvase de aguas sobrantes

Valencia- El Tribunal Constitucional dio ayer una buena noticia a los aragoneses. La reserva que contempla el Estatuto de Autonomía de Aragón, que asciende a 6.550 hectómetros cúbicos, es legal «siempre que se interprete que no establece una reserva sobre el caudal hídrico del Ebro que obligue al Estado».
La sentencia fue interpretada por el la consejera de Presidencia en funciones de Aragón, Eva Almunia, como un seguro contra el trasvase del Ebro, y más, «después de que en las sesiones de investidura de Castilla La Mancha, Comunitat Valenciana y Murcia se haya reivindicado el Plan Hidrológico Nacional de 2001».
Sin embargo, la Generalitat no ve en esta sentencia un impedimento para que se ejecute el trasvase. El director general de Agua, José María Benlliure, explicó que esta reserva es la que se incluía ya en el PHN que aprobó el PP, así como en el Pacto del Agua. Esta cantidad también está incluida dentro del borrador del Plan Hidrológico del Ebro, sobre el que votó a favor la Comunitat Valenciana.
Benlliure insistió en que la Generalitat siempre ha reivindicado la ejecución del trasvase, pero respetando y teniendo en cuenta las necesidades de la cuenca cedente, así como trasvasando únicamente el agua que sobra en el Ebro, condición que se cumplirá incluso con la reserva que se arroga el Estatuto.
No obstante, sí que precisó que podría provocar un problema conceptual, puesto que los Estatutos de Autonomías no deberían incluir reservas hídricas.
En cualquier caso, el Tribunal Constitucional indica claramente que «esta reserva de agua no constituye necesariamente una regulación prescriptiva que se imponga por el Estatuto al legislador estatal».