Arenas anuncia el «comienzo del fin del ciclo» socialista

Ambos dirigentes creen que la próxima cita con las urnas será la del castigo al PSOE y la de la confianza en el PP.

038and07fot1
038and07fot1

CÁDIZ/CÓRDOBA- El PP-A ya tiene en el punto de mira el cambio político en España. Un proceso que tendrá su inicio de salida el próximo 22 de mayo, momento en el que se producirá «el comienzo del fin del ciclo» del PSOE y «la primera estación de la confianza» de los ciudadanos para un gobierno popular, aseguró ayer Javier Arenas en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda.
 Arenas, que centró su primer discurso de la campaña electoral de las próximas elecciones municipales en la necesidad de un cambio en el panorama político para devolver la confianza de los españoles, aseguró que su partido es la única alternativa para reducir el elevado número de desempleados. «El 90% de los sanluqueños, de los gaditanos y de los andaluces están obsesionados con la necesidad de que se cree empleo», dijo el presidente del PP-A, que subrayó la necesidad de «derrotar las políticas antiguas» contra la crisis. Los esquemas utilizados hasta el momento no le valen ya que según él «a más impuestos, menos empleo, a más despilfarro menos empleo y a más burocracia política en la Administración menos empleo». Por ello, añadió que los andaluces no se resignan a tener los actuales datos de paro. «Yo no puedo dormir tranquilo, no me resigno, no puedo aceptar que tengamos 13.000 parados en Sanlúcar, como no puedo aceptar que Cádiz tenga el 32% de paro, como tampoco que Andalucía tenga 1,2 millones de personas en paro, y que en España estemos cerca de los 5 millones», subrayó Arenas. Se mostró convencido de que «hay otras políticas que ofrecen más confianza» que la que aplica el PSOE, y agregó que las elecciones del 22 de mayo supondrán «el primer brote verde», tras el cual se producirá el cambio político que desembocará en una «caravana de la ilusión, de la esperanza en el futuro». En este sentido, reconoció que estos son «tiempos difíciles» y que no hay «varitas mágicas», pero dijo que además de derechos también es verdad que hay que hablar de «obligaciones». Añadió que cuando el PP se compromete a algo «los ciudadanos saben que va a cumplir» y que la prioridad es crear empleo.

«Pedir disculpas»
Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso de los diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, recalcó durante su vista a Córdoba que el voto debe ir hacia los populares porque «no es a fondo perdido», sino «un préstamo con el mayor aval», como lo fue, en su opinión, cuando gobernaron a nivel nacional. La dirigente popular, que fue a dar su apoyo al candidato cordobés Rafael Merino, dijo no explicarse cómo los socialistas pueden pedir el voto, ya que «lo que tienen que deberían pedir son disculpas» a los parados, a los pensionistas, a los jóvenes y a las familias que no cuentan con ningún ingreso al mes. «Han renunciado a sus principios», pues «han recortado en todo menos en lo que se han llevado los hijos de algunos» aclaró Sáenz de Santamaría. Más tarde, en Antequera, cargó contra el vicepresidente tercero y ex presidente de la Junta, Manuel Chaves, a quien acusó de que su labor en el Gobierno de Zapatero no es más que «un ERE pagado por todos los españoles».