MENÚ
domingo 21 abril 2019
16:21
Actualizado

Barberá estudia importar 200 Smart de alquiler

Descongestionar el tráfico y con ello reducir la contaminación, y, de paso, instaurar un nuevo servicio de transporte público. Los responsables del grupo Daimler AG Mercedes Benz vendieron ayer a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, una idea que trata de aprovechar el tirón del alquiler de bicicletas que se implantó este verano en la capital.

  • La alcaldesa, con los responsables de la firma Mercedes
    La alcaldesa, con los responsables de la firma Mercedes
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

03 de noviembre de 2010. 00:46h

Comentada
Valencia. 3/11/2010

Ahora le llega el turno al coche, concretamente a los Smart, modelos biplazas de bajo consumo y tamaño reducido que facilitan la conducción en ciudad. El plan implica el desembarco de doscientos vehículos que ocuparían un centenar de plazas de aparcamiento de la zona ORA.
El sistema de uso sería parecido al que ya se emplea en las bicis, es decir, el pago por tiempo de disfrute y, aunque quedan por perfilar las condiciones, experiencias similares de la compañía apuntan a una cuota inicial de 19 euros y 19 céntimos de euro por minuto (con un máximo de 9,90 euros por hora), cantidades que incluyen el coste de la gasolina, impuestos, seguro y mantenimiento.

Así, el conductor ocasional «se los encontrará aparcados mientras va paseando», introducirá el código del «chip» que se le haya adjudicado en el registro y accederá al interior del vehículo donde hallará las llaves.

Barberá estudia un proyecto que busca que Valencia se convierta en su trampolín hacia otras ciudades, ya que la empresa alemana ha previsto un plan de expansión  a cinco años vista que incluye una cincuentena de urbes europeas.

Últimas noticias