El PP-A prosigue con su estrategia y llena el fortín socialista de Linares

Arenas anuncia que presentarán una enmienda a los PGE para pagar con solares la deuda de las autonomías.

Mariano Rajoy acompañó a Javier Arenas en el acto que los populares andaluces celebraron en Linares (Jaén), un feudo tradicionalmente socialista
Mariano Rajoy acompañó a Javier Arenas en el acto que los populares andaluces celebraron en Linares (Jaén), un feudo tradicionalmente socialista

LINARES (JAÉN)- Ajeno a los últimos movimientos de los gobiernos central y autonómico, el PP-A continúa con su estrategia de celebrar actos multitudinarios en lugares tradicionalmente de voto socialista. En esta ocasión fue Linares, donde el PSOE gobierna con una holgada mayoría, con 17 concejales, frente a los siete del PP y los dos de Izquierda Unida.
Tras inaugurar esta campaña de movilización masiva por el cambio en Dos Hermanas (Sevilla) el pasado 27 de septiembre de 2009, la caravana popular ha visitado Atarfe (Granada), Alcalá de los Gazules (Cádiz) y Antequera (Málaga). También ha estado en Valverde del Camino (Huelva) aunque a éste último no asistió Mariano Rajoy, presente en todas las demás citas.
El presidente del PP, que fue el encargado de cerrar el acto, se centró en esta ocasión en el reciente cambio de Gobierno impulsado por Zapatero. Aún así, sí tuvo palabras para respaldar la labor de los populares andaluces e insistió en el mensaje que transmite cada vez que visita la región: el cambio es «imprescindible» en Andalucía.
Ante siete mil personas que llenaban el Pabellón Julián Jiménez Serrano, Rajoy aseguró que la «obligación» del PP es convencer cada vez a más andaluces de que la crisis «no es una especie de maldición bíblica si no que es por unos gobiernos manifiestamente mejorables».
Pidió a los asistentes un «esfuerzo» para trasladar el mensaje del PP en las próximas elecciones municipales de mayo de 2011. «Abriros a la gente y celebraréis un gran resultado», anticipó.
Por su parte, el presidente del PP-A, Javier Arenas, anunció que el Grupo Popular presentará una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para que el Gobierno acepte que las comunidades autónomas puedan saldar la deuda que mantienen con el Estado por la devolución de los anticipos entregados a cuenta con solares.
El PP mantiene que si el Ejecutivo central saldó la Disposición Adicional Segunda del Estatuto de Autonomía a través de la entrega de terrenos, la misma fórmula sirve para que las regiones abonen el dinero que tienen que entregar a partir del año que viene.
De hecho, los gobiernos central y autonómico abrieron esta opción a través de una enmienda a los PGE de este año que permitía el pago en especie.
Arenas defendió que el partido vive su «mejor momento», mientras que se palpa «el miedo del PSOE a perder el poder». «Últimamente están amenazando y coaccionando a los funcionarios porque se han revelado ante la intención de construir una Administración paralela que impida la realidad de un cambio de gobierno», destacó.
Recordó que el próximo miércoles el PP-A presentará un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el decreto-ley de reordenación del sector público empresarial y recalcó que su modelo de Administración será «profesional, neutral, liderada por los funcionarios», ya que «lo que sobra es la parte política».
Más eufórico se mostró el secretario general del PP-A, Antonio Sanz. «No se nos resiste ya nada ni nadie, ni Linares», por lo que instó al PSOE a que «tome nota» de este «paso adelante por el cambio». «Vamos al sprint», animó Sanz a los simpatizantes del PP.