Borrón y Pablo Laso

Llull, Mirotic, Reyes, Tomic... Los jugadores del Real Madrid ya saben quién les dirigirá la próxima temporada. Será Pablo Laso, un viejo conocido del club. Ex jugador madridista a finales del siglo XX (de 1995 a 1998), el ex base será el sustituto de Molin.

La Razón
La RazónLa Razón

 Laso ha firmado para las dos próximas temporadas y cumplía con tres elementos básicos para su contratación: es barato, español y de perfil bajo, todo lo contrario que la apuesta que se realizó con Ettore Messina hace dos años. Cobrará algo menos de medio millón de euros por ejercicio, aunque esa cantidad podrá aumentar en función de los objetivos.

Laso no era la primera ni la segunda opción que se manejaba para reducir la distancia con el Barça la próxima temporada. Juan Carlos Sánchez y Alberto Herreros, los responsables de la sección, barajaron varios nombres ilustres del baloncesto continental (Repesa, Pesic y Pianigiani), pero ninguno de ellos cobraba menos del millón de euros por campaña. Su descarte fue inmediato. Luego se manejaron varios candidatos en el mercado nacional (Pedro Martínez, Moncho López y Pablo Laso) hasta que los buenos «informes» sobre Laso desde dentro del club –más allá incluso de la propia sección y por parte de personas vinculadas directamente al equipo de fútbol– han sido vitales.

La contratación de un técnico que en la Liga ACB únicamente ha dirigido al Pamesa y al Lagun Aro ha calado muy bien en la plantilla. Laso es un técnico cercano a los jugadores, muy trabajador y que prepara minuciosamente los partidos. Su llegada refuerza el intento de españolizar el equipo. Ahora queda por comprobar si el ahorro con el técnico se reinvierte en reforzar la plantilla tal y como pretenden Sánchez y Herreros. El club ha previsto rebajar el presupuesto destinado a la sección entre un 15 y un 20 por ciento lo que supone que en ningún caso se alcanzarán los 25 millones. Con todo, seguirá siendo el segundo más elevado del baloncesto español, sólo por detrás del Regal Barcelona.