Copa del Rey

Una peineta rojiblanca

Las obras de reforma de la Peineta comenzaron en verano y está previsto que terminen en 2015
Las obras de reforma de la Peineta comenzaron en verano y está previsto que terminen en 2015

MADRID- De el Retiro a O'Donnell, de allí al Metropolitano y de ahí al primer estadio con asientos en todas las localidades, el Vicente Calderón, a orillas del Manzanares, para el que ayer se inició una cuenta atrás que son los días, horas, minutos y segundos que tardará el Atlético de Madrid en estrenar la nueva Peineta.

La plana mayor del club colchonero, con toda la plantilla del primer equipo, políticos, periodistas y hasta el dj Carlos Jean, acudieron ayer a la Galería de Cristales, en el Palacio de Cibeles, para conocer el diseño definitivo de la nueva casa rojiblanca. No faltaron los vídeos de la nostalgia, con un abuelo y su nieto, estrella del futuro equipo que conquistará títulos en San Blas ,y los clásicos «spots» que alaban a la afición.

Aunque los arquitectos Antonio Ortiz y Antonio Cruz ya habían revelado una primera maqueta cuando se firmó el acuerdo de cesión del Calderón a cambio de la Peineta, la presentación guardaba una agradable sorpresa para todos: la cubierta será rojiblanca, como el club. Una gran ola, blanca por arriba y roja por debajo, recibirá a los aficionados en el exterior y les protegerá del sol y del frío en el interior.

En la presentación, con visita virtual en tres dimensiones incluida, se desveló que la Peineta contará con restaurantes con vistas al campo, áreas comerciales y, lo más importante, hasta 70.000 localidades para reducir de una vez los siete años de espera que hacen falta para hacerse socio y lograr un abono. Sólo habrá que esperar tres años más, los que calcula el club deportivo que tardará en reformar el nuevo estadio, cuyas obras de demolición parcial comenzaron hace unas semanas, y dar, de nuevo, el gran salto en la temporada 2015-2016.

 

El logo de 2020 se elegirá en un concurso escolar
La candidatura olímpica de Madrid 2020 quiere que su logotipo sea creado por los escolares de toda España. El concurso se convocó ayer, a través de la página web del Comité Olímpico Español, para todos los centros educativos que tengan las enseñanzas artísticas superiores de diseño, especialidad de diseño gráfico, así como los centros docentes privados autorizados para su impartición. El premio para el equipo ganador será el pago de una beca de estudios en el centro o escuela que elijan con un importe máximo de 6.000 euros. «Madrid 2020 quiere convertir en protagonistas a los jóvenes que buscan ansiadamente un futuro. Necesitamos sus ideas, sus iniciativas, sus propuestas y su trabajo», señalaron.