El show de Rory McIlroy

Hace dos meses, Rory McIlroy lo tenía todo a su favor para ganar su primer «grande», pero se colapsó en los últimos 9 de hoyos del Augusta National y firmó 80 golpes. «No estaba preparado», dijo luego.

Rory McIlroy no defraudóy sumó ayer su primer «grande»
Rory McIlroy no defraudóy sumó ayer su primer «grande»

Ayer, antes de iniciar la última vuelta del US Open con seis golpes de ventaja y el resultado más bajo de la historia, ahuyentó todos los fantasmas: «Ahora sí, estoy preparado». En efecto, «preparado» se queda corto para explicar la demostración de autoridad del norirlandés, de 22 años, que se llevó el torneo y se convierte definitivamente en la mayor estrella del panorama golfístico actual.Con todas las miradas puestas sobre su juego, McIlroy comenzó con «birdie» en el uno, despejando cualquier tipo de duda que pudiera haber. El norirlandés mantuvo el mismo nivel de golf que le había llevado a liderar el torneo desde el primer día, rompiendo la histórica barrera de -12 en apenas 34 hoyos.

Ayer llegó hasta el -17, una cifra que nadie en más de 100 años de vida de US Open había ni soñado. Para la historia quedará el hierro seis que pegó en el hoyo 10, par 3, que se quedó a escasos centímetros del hoyo. McIlroy compartió partido con el surcoreano YE Yang, que fue incapaz de articular reacción ante la exhibición de su rival. Por detrás, Sergio García confirmó las buenas sensaciones que está ofreciendo últimamente y concluyó séptimo desplegando un juego muy sólido. Su proximo reto es ganarse una plaza para el «British» de julio en Sandwich.