Libros

Amaya Valdemoro: «Me irrita el gastar por gastar»

Profesión: jugadora de baloncesto. Nació: en 1976, en Madrid. Por qué está aquí: le han propuesto para el Premio Príncipe de Asturias.

 
 

–¿Qué espera que le pase en las vacaciones y nunca le sucede?
–Que me toque la lotería.

–¿Qué haría si le tocaran 10 millones de euros?
–Ayudar a mi familia. Vivir sin miedo por tener el futuro resuelto.

–Se encuentra en un chiringuito a Zapatero. ¿Qué le dice?
–Nada; seguiría bebiendo tan tranquila mi tinto de verano.

–Se habla de vacaciones austeras. ¿Ha prescindido de algo?
–Antes me iba quince días; ahora, sólo ocho.

–¿Qué tipo de derroche le irrita más?
–El gastar por gastar. El consumismo no me gusta: lo sé porque soy víctima de él.

–¿El sexo sin amor es una experiencia vacía?
–Yo lo prefiero con amor, aunque creo que ahora se hace más sin amor.

–¿El verano le convierte en una persona más atrevida?
–No cambio de personalidad con las estaciones.

–¿Su canción de verano inolvidable?
–No me gustan las canciones de verano. No me va el «pachangueo».

–¿Mira los cuerpos semidesnudos con disimulo o...?
–Abiertamente si son bonitos. Me dicen los amigos que soy indiscreta mirando.

–¿Dónde clava la mirada primero?
–En la cara. La cara es el espejo del alma y a mí lo que más me importa es lo de dentro. Lo de fuera, al final, siempre se arruga.

–¿Su gran placer veraniego?
–La hamaca, la paella y la barbacoa.

–¿El símbolo de este verano?
–Sin duda, la crisis.

–¿Sabe lo que es la prima de riesgo?
–No, pero debe ser la clara señal de que algo hemos hecho muy mal.

–¿Un lema para su camiseta?
–Vive y deja vivir en paz y cada uno a su bola.

–¿Deberíamos emplear las vacaciones en viajar a nuestro interior?
–No. Los viajes interiores son muy duros. Yo no los hago.

–¿El Estado debería subvencionar vacaciones a los necesitados?
–¿Lo han propuesto? No hay ningún Estado que haga eso...