Ainhoa Arteta: «Teatros hay muchos pero voz sólo tengo una»

En plena madurez vocal, publica por primera vez con la prestigiosa Deutsche Grammophon. «Recital» es un mix de canciones francesas y españolas que ha interpretado en el último año en decenas de recitales. La cantante además nos anuncia que está en conversaciones con Mortier para debutar, por fin, en el Real.

 
 

-Con «Don't Give Up», su último álbum de versiones de grandes temas de pop y rock, dice que descubrió que el público del pop es más fundamentalista que el de la ópera.
-Cuando vi algunas reacciones me di cuenta de que eran más puristas que los del clásico.Me hacía gracia porque nunca he pretendido ser una cantante de esos géneros. Una buena melodía es una buena melodía, esté compuesta por Nirvana o Mozart. Fue un paréntesis en mi carrera sin ninguna pretensión.

-Ahora regresa a lo suyo...
-Publico el disco que anhelaba y que espero forme parte de un ciclo que comprenda los próximos 10 años.
 

-En los conciertos, ¿se siente más cómoda en la parte española que en la francesa?
-Los cantantes españoles debemos defender nuestro repertorio que es el primero que aprendemos, pues era el de nuestras artistas de referencia: Caballé, Lorengar, Berganza... No solo es de obligado cumplimiento, sino que siento querencia.

-En cuanto a la ópera, hace un tiempo que reorientó su carrera desde los Rossinis y Bellinis hacia Puccini. ¿En qué momento vocal se ve?
-Estoy casi alcanzando la madurez plena. Hace año y medio que digo que soy un lírico pleno, poco a poco voy abriéndome hacia un lírico-spinto y dentro de tres o cuatro años afrontaré roles como Tosca, Butterfly... Es una progresión natural del instrumento. En tantos años he aprendido que a la voz hay que escucharla y nunca forzar. Fue un consejo de Kraus que no olvido.

-Es la tragedia del cantante, prever la agenda con años de antelación sin poder predecir cuál será su evolución vocal...
-Es así, por eso entiendo a compañeros que deben cancelar una obra porque su voz no ha llegado al momento que pensaba cuando firmó antes de dar un paso que repercuta en una regresión vocal. No entiendo que muchos teatros se lleven las manos a la cabeza porque es algo inteligente por parte del artista. Teatros hay muchos, pero voz solo tengo una.


Granados y Montsalvatge

Es de suponer que una vez en el estudio para grabar un álbum tan añorado como éste, lo complicado sea hacer la selección de temas... «No, porque ha sido fruto de un año de trabajo de recital, un formato que practico desde hace 15. Éste es uno de los muchísimos programas de recital que tengo en el repertorio. En concreto, consta de una primera parte francesa y otra española. Era algo que traía elaborado, de ahí que apenas tardáramos día y medio en grabarlo.

Prácticamente cada pieza son primeras tomas. No quería un trabajo demasiado elaborado en estudio, sino que fuera natural». Entre la selección de españoles hay desde música de Montsalvatge con influencia cubana hasta tonadillas de Granados. Arteta asegura que «los tres ciclos grabados son clásicos. Montsalvatge aborda uno de poemas de Alberti, que es uno de los de referencia. De Granados quise grabar estas tonadillas, aunque son más extensas, unas pinceladas que son las que me gusta hacer en los recitales». Y anuncia que «vendrán otros discos con Toldrá, Gurido, Albéniz...» ¿Y le resulta complicado a la artista sumar al repertorio autores más actuales? «No, en casi todos mis recitales hago incursiones de nuevos compositores. Uno de los que más interpreto es Antón García Abril, así como Mikel Ortega».