La izquierda radical agita la «marcha negra»

Difunde un manifiesto en el que les piden que acampen en la Puerta del Sol «hasta vencer». Exigen a las centrales una huelga general de 48 horas

MADRID- A los mineros les queda un último esfuerzo. Llevan desde el domingo en la Comunidad de Madrid y ayer hicieron el que es prácticamente el último tramo de su largo recorrido. Por un lado, la columna de Aragón llegó a la localidad de Alcobendas y la Norte –de Asturias, León y Palencia– a Aravaca. Sus caras mostraban el cansancio de tantos días de marcha y, por ello, dedicaron la tarde a descansar y a comenzar a preparar la marcha nocturna de hoy y la manifestación de mañana. Previamente habían dejado a su paso un reguero de atascos y complicaciones en dos de las principales vías de entrada a la capital y fueron muchos los conductores que mostraron su malestar. Pero ahí estaban, tan tranquilos que no parecían esos mineros que disparaban cohetes contra la Guardia Civil.

Son apenas las 15:00 horas en el colegio Rosa de Luxemburgo de Aravaca, donde se aloja uno de los grupos. Unos duermen en el gimnasio, abarrotado de esterillas y mochilas; otros están de sobremesa en el centro comercial que hay al lado, donde la asociación Acrola les ha facilitado todo el apoyo logístico y algo de comida, y otros optan por ir a una piscina cercana a refrescarse. Pero, hagan lo que hagan, repiten el mismo mensaje: «Se nos tiene que oír. No hemos venido aquí a pasar el día». Las pancartas como «Prefiero salvar a un minero que a un banquero» cubren desde la fachada del colegio a la del centro comercial, donde los dos bares que hay no paran de servir licores y cafés. Y en las paredes o en los bancos de los parques también han dejado su huella en forma de pintadas.

Preparan el que será el colofón de su marcha reivindicativa, el mismo día en el que el Ministerio de Industria asegura que, si bien «no quiere acabar con la minería del carbón», no destinará «ni un céntimo más», según informa Ep.

Pero es en internet donde realmente se «cuece» todo lo relativo a las protestas de esta noche y mañana. Así, desde el Sindicato de Estudiantes y el Movimiento Marxista Revolucionario «El Militante» se ha difundido un manifiesto en apoyo a la lucha minera en el que subrayan dos mensajes importantes: que los mineros acampen en la madrileña Puerta del Sol «hasta vencer», y que CC OO y UGT unifiquen las luchas de todos los trabajadores para convocar una huelga general de 48 horas, algo que tachan de «urgente».

Según aseguran, «la lucha minera se da en un momento de creciente contestación contra las medidas del Gobierno del PP», en un «ambiente social favorable para sus objetivos», por lo que llaman a salir a por todas, en busca de una «amplia y profunda rebelión social contra el Gobierno».

Y no son los únicos que les apoyan, pues movimientos como Democracia Real, 15-M o Izquierda Anticapitalista también llaman a salir a la calle o a firmar un manifiesto en apoyo de la minería.

Como la «marea negra» de los trabajadores del Ayuntamiento de Madrid, la «marea verde» de la Educación o los empleados del aeropuerto, que apoyarán hoy y mañana a este colectivo. Mientras los primeros se sumarán a la marcha nocturna de hoy que concluirá en Sol, los empleados de Barajas llevará a cabo lo que han denominado como «quedada del bocata» para protestar también contra el aumento de horas laborales.

De momento, las dos columnas se «hermanarán» hoy en Aravaca, realizarán la marcha nocturna con sus trajes, cascos y linternas desde Ciudad Universitaria hasta la Puerta del Sol y pernoctarán en la Complutense para, mañana a las 11:00, comenzar la manifestación entre la Plaza de Colón y el Ministerio de Industria.