Rajoy asegura que Mas no le habló de independencia

La Razón
La RazónLa Razón

ROMA- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, intentó ayer desde Roma calmar los ánimos políticos de España. Tras su intervención en la asamblea de la Internacional Demócrata de Centro celebrada en la capital italiana, el presidente del Gobierno trató de forma informal con un grupo de periodistas españoles la reunión mantenida el día anterior en Madrid con Artur Mas. Dijo que el presidente de la Generalitat no le habló en ningún momento de la posible «independencia» de Cataluña ni de «Estado propio». «Me habló del pacto fiscal y yo le dije que no estaba de acuerdo, pero que lo podía plantear en las Cortes», aseguró Rajoy, remarcando que estaba «dispuesto a colaborar» con Mas.

El jefe del Ejecutivo aseguró que el líder catalán no le dijo «nada» de la posibilidad de adelantar las elecciones catalanas, un escenario que se baraja cada vez con más fuerza pues podría ser utilizado por CiU como una suerte de referéndum sobre la independencia de Cataluña.
«Yo le comenté que para arreglar los problemas de las administraciones públicas hacen falta más ingresos, para lo que es necesario que haya más personas trabajando. Por eso, en lo que tenemos que concentrarnos es en reactivar el empleo», comentó Rajoy.

Sobre el dinero del rescate ofrecido por el Estado a Cataluña para evitar la bancarrota –que ascenderá a 5.023 millones de euros–, el líder popular remarcó que debe ir destinado tanto a satisfacer los vencimientos de la deuda como a pagar las deudas contraídas con los proveedores.

 

Mala imagen en el exterior
La escalada independentista no ha pasado desapercibida para la Prensa internacional. «The Economist» se preguntaba ayer en uno de sus artículos si Cataluña llegará a ser independiente, mientras el prestigioso rotativo británico «Financial Times» se hizo eco de que el independentismo será «imparable» si no hay un «gesto plausible» de Rajoy. Además, critica la carta de don Juan Carlos al asegurar que «la llamada del Rey de España por la unidad nacional para superar la crisis es todo un acontecimiento».