Libros

Francisco Pérez Abellán: «El crimen perfecto se comete todos los días»

Con firma propia. Profesión: periodista. Director del departamento de Criminología de la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Nació: en 1954, en Murcia. Por qué está aquí: dirige la colección «Biblioteca del Crimen» (Nowtilus).

Francisco Pérez Abellán: «El crimen perfecto se comete todos los días»
Francisco Pérez Abellán: «El crimen perfecto se comete todos los días»

–Dirige la colección «Biblioteca del Crimen». ¿De dónde viene su afición por ese mundo?
–Hubo un crimen terrible en mi calle cuando yo era pequeño. Me fascinó e intrigó su resolución, el misterio de todo aquello.

–¿Es un detective frustrado?
–Desde luego. Todos llevamos dentro la necesidad de hallar la verdad.

–Perdón, pero, ¿es también un criminal frustrado?
–Sí. Todos llevamos un criminal dentro. Y dependiendo de las circunstancias, surgirá o no.

–¿Qué le desagrada más de lo que ve?
–La cobardía y la crueldad. Ese mundo te salpica, siempre tienes la sensación de estar manchado. No se sale ileso de la escena de un crimen.

–Sus libros sacan a la luz, dice, una verdad que no a todos nos gusta...
–La verdad de lo que somos. No nos gusta reconocernos en las páginas de sucesos. El mal siempre lo hace otro. Nos horroriza situarnos ante el abismo de creer que el malo es una persona como nosotros.

–Y usted ¿cómo vive al borde del abismo?
–Uno desarrolla defensas, se hace de corcho para absorberlo todo. Es trabajo.

–¿El criminal nunca gana o gana demasiadas veces?
–Gana muchas veces. El crimen perfecto se comete todos los días.

–El reciente asesinato de Olot: el hombre que mató a cuatro personas por una deuda. ¿La criminalidad aumentará por la crisis?
–Aumentará, sin duda. La desesperación lleva a delinquir, como las deudas, el hambre o la desesperanza.

–2010 ha sido un año negro en lo que llaman violencia de género...
–Los poderes públicos no entienden lo que pasa: ven el crimen pasional de toda la vida como un síndrome moderno. Es un tema muy viejo.

–Y está ahí la violencia juvenil...
–Es el resultado de nuestro fracaso como sociedad. No hay modelos, no hay valores.

–Piden cambiar la Ley del Menor...
–Sin duda. El menor es adulto para acostarse con quien quiera, según la Ley, pero no es responsable si mata. Eso es un error.

–¿A qué le teme más?
–A lo que no vemos.

–¿Lo dice por el tapado de Zapatero?