Fútbol

Los delanteros

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Florentino Pérez intentó fichar a Villa y tuvo que renunciar porque las negociaciones no fueron acertadas. Luego se empeñó en Benzema, gran futbolista, pero a Mourinho tardó en gustarle. Benzema creó la jugada del gol de Özil, con lo que volvió a demostrar que es fichaje acertado. Villa hizo el empate en tiro parabólico que salvó la estirada de Casillas. Los dos delanteros fueron protagonistas hasta que en el último minuto del primer tiempo llegó Leo Messi, quien había estado desaparecido en combate, como si aún estuviera con la selección argentina, burló a tres defensores madridistas y puso el gol que dio ventaja a su equipo. Al descanso el resultado no era justo.
El Madrid presionó y ante la ausencia de jugadores como Piqué, Puyol, Busquets y Xavi se hizo con el balón. La zaga azulgrana tuvo continuos problemas para sacarlo jugado. Mascherano y Abidal no dieron consistencia y Alves y Adriano no corrieron sus bandas. Sin la pelota en el centro, Messi y Villa apenas intervinieron. Alexis, debutante inesperado, luchó con fe. Llegó el instante final, en el minuto de prolongación por la patada de Khedira –casi De Jong– a Abidal y Messi cambió el rumbo.
El Madrid reaccionó con el empate de Xabi y Guardiola recurrió a Xavi y Piqué, pero el juego barcelonista no mejoró. El partido tuvo demasiadas interrupciones, exceso de faltas y decisiones discutidas del árbitro, quien pudo pitar dos penaltis y expulsar a dos jugadores y se abstuvo. El Barça no lució su fútbol y el Madrid abusó del juego viril. Y Pepe acabó sin amarilla