MENÚ
miércoles 18 julio 2018
04:46
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La nuclear llega a la luna

Un proyecto conjunto entre la NASA y el Departamento de Energía de EE UU, presentado esta semana, aviva el sueño de conquistar el satélite y el planeta rojo gracias al planteamiento de la creación de centrales nucleares en su superficie con el fin de suministrar energía a las instalaciones que allí se construyeran
 

  • La nuclear llega a la luna
    La nuclear llega a la luna

Tiempo de lectura 4 min.

03 de septiembre de 2011. 23:41h

Comentada
4/9/2011

El hombre ya pisó la Luna. Ahora, volver no constituye el único reto, sino instalarse allí de forma permanente. Entre las prioridades más destacadas se halla el suministro de energía para poder llevar a cabo misiones. Por eso los científicos se han puesto manos a la obra y han encontrado el cómo. La fórmula resulta sencilla: construir una central nuclear, que proveerá energía casi de forma ilimitada a las instalaciones espaciales. Y no sólo la idea se empleará en el satélite terrestre, sino que el proyecto se llevará también al planeta rojo.
La noticia se confirmó esta semana en la última reunión de la Sociedad Estadounidense de Química (ACS, por sus siglas en inglés), tal como lo anunció el responsable del proyecto en el encuentro anual que se celebra en Denver. James Werner, director del Laboratorio Nacional de Idaho del Departamento de Energía (DOE), y su equipo han previsto realizar una demostración para principios del año que viene. La construcción de estas plantas serviría para producir la electricidad que necesitarían las bases permanentes –habitadas o no– en la Luna, en Marte y en otros planetas a los que pudieran llegar las naves espaciales en un futuro.
Se trata de un proyecto conjunto entre el Departamento de Energía (DOE) y la Agencia Espacial Estadounidense (NASA), que se ha marcado como nuevos retos llegar a un asteroide en 2025 y a Marte en 2030. «Dentro el marco del Programa de Exploración de la NASA para el Desarrollo de Tecnología, y en colaboración con el DOE, la NASA está llevando a cabo un proyecto tecnológico de energía de fisión (FPS). Uno de los objetivos primordiales del proyecto es desarrollar las opciones viables del sistema de apoyo a las futuras necesidades de la misión de la NASA para la energía nuclear. Por el momento, la NASA no ha tomado ninguna decisión en cuanto a cómo se logrará el desarrollo completo de un FPS en este momento, pero tal sistema podría ser muy útil para fines de exploración en la Luna o Marte», explica J. D. Harrintong, relaciones públicas de la Agencia Espacial Estadounidense. Asimismo, Harrintong apunta que ya en una evaluación de 2007 la agencia estimaba que un sistema FSP podría ser desarrollado, homologado para volar y sería, depositado en la superficie lunar en 2020. Tal como explicó Werner durante la presentación, las nuevas tecnologías de fisión para la aplicación de energía a ese tipo de superficies es muy diferente de las estaciones de energía nuclear en la Tierra tal y como se conocen, que necesitan grandes espacios por sus dimensiones, sus espacios de seguridad y sus grandes estructuras como las torres de refrigeración.
«La gente nunca reconocería el sistema de energía de fisión (en Marte o en la Luna) como un reactor de energía nuclear», aseguró Werner. El científico explicó que el sistema podría tener aproximadamente 30,5 centímetros de ancho por 61 de alto, «aproximadamente el tamaño de una maleta de mano» y no precisaría de las torres de refrigeración típicas de estas instalaciones.

Características
Werner afirmó que «un sistema de energía de fisión es una unidad compacta, fiable y seguro que puede ser fundamental para la creación de bases o hábitats en otros planetas». Las células de la luz del sol y el combustible fueron los pilares para la generación de electricidad para las misiones espaciales hasta ahora pasado, pero los ingenieros han indicado que la energía solar tiene sus limitaciones.
Las células solares funcionan bien en las órbitas terrestres cercanas, pero los expertos aseguran que la energía nuclear ofrece algunas características únicas que podrían apoyar las bases espaciales. «La mayor diferencia entre los reactores de energía solar y la nuclear es que los reactores nucleares pueden generar energía en cualquier ambiente, –explicó Werner, y prosiguió–. La tecnología de fisión nuclear no depende de la luz solar, por lo que es capaz de producir grandes cantidades constantes de energía durante la noche o en entornos hostiles como los que se encuentran en la Luna o Marte. Como ejemplo, señaló que un sistema de energía de fisión en la Luna podría generar 40 kilovatios o más de energía eléctrica, aproximadamente la misma cantidad de energía necesaria para alimentar ocho casas en la Tierra.
Werner aseguró que la tecnología está «madura» para conseguir un logro así a un precio «asequible», y esta tecnología proporcionaría energía a los astronautas en todo tipo de medioambiente de manera «segura». «La tecnología de fisión nuclear se puede aplicar en la Luna, en Marte, o donde la NASA necesite energía continua», aseguró Werner.

 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs