Suspenso para la huelga de los docentes valencianos

VALENCIA- La primera jornada de huelga convocada por los cinco sindicatos educativos valencianos -ANPE, CSI-F, CCOO, FETE UGT y STEPV- no llegó ayer al aprobado y, según la consellera de Educación Formación y Empleo, María José Catalá, solo fue secundada por el 18 por ciento del personal docente. Catalá quiso alabar la responsabilidad de la profesores que sí acudieron a sus puestos de trabajo y les agradeció que cumplieran con sus obligaciones. Además, volvió a pedir que las protestas se sucedan fuera del horario lectivo para no dañar a los alumnos al final de curso.

Esta es la primera vez que los datos se contabilizan de manera telemática, ya que los directores debían dar parte de los nombres de los docentes huelguistas para que se viera reflejado en sus nóminas.

Por su parte, los sindicatos fueron más optimistas y cuantificaron los datos en una media del 35 por ciento, lo que se tradujo en 18.000 docentes. Hoy tendrá lugar la segunda jornada de paros convocada de las seis anunciadas. Pero estos datos no son nada halagüeños y se prevé que disminuya el poder de convocatoria.

De la misma manera, la manifestación que acompañó a esta congregó ayer por las calles de la ciudad de Valencia a unos diez mil docentes, padres y alumnos, según fuentes oficiales. En datos de estos colectivos, la cifra alcanzaba los 30.000.

Los profesores valencianos protestaron de forma pacífica por las calles, algo desorganizados y precedidos por media docena de policías,. Finalmente acabaron concentrándose en la Plaza de la Virgen para leer un manifiesto que reclamaba alternativas a los recortes.