El Rey escuchó un himno de 50 segundos

ROSELL y FLORENTINO PÉREZ, en el palco del Palacio
ROSELL y FLORENTINO PÉREZ, en el palco del Palacio

De los pitos a los Reyes y el himno de 15 segundos en Bilbao'2010, a los aplausos mayoritarios y un himno de 50 segundos en Madrid'2011. En el Palacio también hubo algún pitido, pero fue muy minoritario. Don Juan Carlos, que entregó la Copa de campeón a Roger Grimau, estuvo acompañado en el palco por el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, y los presidentes de ambos clubes. Florentino Pérez y Sandro Rosell hicieron un ensayo para lo que sucederá en Mestalla el 20 de mayo con la final de la Copa del Rey de fútbol. Rosell no quiso hacer comparaciones: «Esto es baloncesto y no tiene nada que ver con lo que pase en abril. Disfrutemos ahora». Florentino bastante tenía con la derrota y con la prisa por ir a ver a su equipo ante el Espanyol.

Eso sí, consoló a Messina. El italiano, después de su primera derrota en 2011, basó el triunfo del Barça en su «acierto en los triples». Xavi Pascual, que hoy celebra su tercer aniversario como entrenador barcelonista, no se cansaba de alabar a sus jugadores: «Este grupo es muy grande porque nadie antepone sus intereses a los de su equipo».