Y el PSOE a vueltas con Garzón

Manuel Chaves, Tomás Gómez y David Lucas acudieron a la            «Fiesta de la Rosa» que el PSM organizóen las Vistillas
Manuel Chaves, Tomás Gómez y David Lucas acudieron a la «Fiesta de la Rosa» que el PSM organizóen las Vistillas

MADRID- Era el Día de la Comunidad, el de los madrileños, el de los héroes de 1808, pero los socialistas lo hicieron suyo, asegurando que celebraban la efeméride de la creación «clandestina» del socialismo en Madrid. Por eso se fueron del acto institucional de la Puerta del Sol para acudir a toda prisa a su «Fiesta de la Rosa» para hacer un acto de partido en las Vistillas. Llenaron los jardines de carteles del PSOE, pusieron un escenario, invitaron a migas, limonada y organizaron un concierto para amenizar tres mítines que corrieron a cargo del vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves; del secretario general del PSM, Tomás Gómez, y del portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas. Lejos de centrar sus discursos en la Comunidad y sus vicisitudes, tanto Chaves como Gómez hicieron de la Transición, del juez Garzón y del franquismo, los ejes centrales de sus alocuciones. El vicepresidente tercero acusó al PP de atacar a los jueces y a los policías para intentar ocultar «sus corruptelas» y calificó esa actitud de «atentado contra el Estado de Derecho», recogió Efe.Gómez, por su parte, reivindicó la «reconciliación» que supuso la Ley de Amnistía durante la Transición en España pero subrayó que eso «nunca» ha supuesto «la cancelación de los derechos de las víctimas del Franquismo» y denunció que «si en Madrid ha crecido por encima de la media nacional, es responsabilidad del gobierno de la Comunidad", Finalmente, Lucas también se refirió «la cuestión» y aseguró que los socialistas no van a cejar hasta encontrar a las víctimas de la guerra civil y de la dictadura que no se han reencontrado con sus familias y «hasta que Gallardón deje de honrar al caudillo».