Eurocopa

Paraguay cantera

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Paraguay no se siente víc- tima propiciatoria. Ha llegado a cuartos y con propiedad se considera aspirante a semifinales. Respeta a España, mas no da por sentada su inferioridad. Promete partido con fuerte lucha.
Paraguay ha sido siempre lugar en el que adquirir magníficos jugadores. En alguna ocasión, como tras el Mundial de Suecia, la mayoría de sus figuras fueron contratadas en Europa. De aquel escaparate llegaron a España Lezcano, Achúcarro, Agüero, Parodi, Re, Romero y Amarilla. Actualmente, no tiene necesidad de poner a sus jugadores en el mercado. Son mayoría quienes pertenecen a clubes ingleses, portugueses, alemanes, italianos y mexicanos. Su prestigio se ha mantenido, aunque desapareciera de más de una fase final mundialista.
En un torneo en el que las selecciones americanas han tenido superior actuación a las africanas, que habían soñado con que este era su Mundial, a España le han tocado en suerte adversarios como Honduras y Chile, que se lo han puesto difícil. Paraguay, pese a la ausencia de Cabañas, su mejor jugador, no será menos. No obstante, tras haber superado el escollo de Portugal a nuestra selección, en teoría, no le queda más obstáculo importante que la semifinal en la que tendrá delante a alemanes o argentinos.
Su ventaja reside en que Paraguay tiene poca pegada. Ni siquiera Santa Cruz, el más mediático, y cuyo concurso ha desestimado el Valencia, ha manifestado la calidad que siempre se le ponderó. Cabe esperar que los españoles añadan otro punto de progresión como hicieron frente a Portugal. Toque y velocidad. Del Bosque ya no hace más ensayos. Atentos a la jugada.