FC Barcelona

Demasiado Balón de Oro

El Barcelona ha dado un paso de gigante hacia las semifinales de la Copa del Rey tras golear al Betis (5-0), en un partido en el que Leo Messi celebró su flamante 'Balón de Oro' con un triplete.

Paso de gigante del Barça con un triplete de Messi (5-0)
Paso de gigante del Barça con un triplete de Messi (5-0)

Pues no, el Betis no fue de paseo al Camp Nou. No fue a admirar cómo juegan Messi, Xavi o Iniesta o a ver lo buenos que son Pedro y Villa. Fue a presionar, a arriesgar, a salir de su área y a probar los reflejos de Pinto. Una forma de intentar ganar o una forma digna de «morir», como finalmente sucedió. Una manera de hacer dudar al líder de Primera. El líder de Segunda llegó donde no lo ha logrado casi ningún equipo de la máxima categoría. Dio una lección hasta que la energía le aguantó. Incluso hubo un momento de tensión entre Piqué y Alves, una discusión acalorada con agarrón de camiseta y un «que tú no me agarres» con manotazo posterior como respuesta.

Una situación de puro nervio porque el Betis aprovechaba los espacios que le dejaba el Barcelona, y Rubén Castro, Israel y Jorge Molina se hacían notar. El trabajo en la presión de todo el bloque proporcionaba balones a los delanteros que hacían temblar a los azulgrana. Durante una hora hubo tanta actividad cerca de Casto como cerca de Pinto y ambos porteros estuvieron magníficos. Todo fue perfecto para el Betis, menos el resultado. Jugó de tú a tú al Barcelona, algo que no consolará a Pepe Mel, dada la ambición demostrada antes y durante el partido. Pero el Balón de Oro estaba enfrente y decidió ejercer. Él es inocente del resultado porque no vota. Sólo es «culpable» de sus goles y su juego. La diferencia la marcó Messi. Leo acertó tres de las muchas oportunidades de su equipo mientras los verdiblancos no lo hicieron ninguna vez. El argentino volvió a demostrar que es el mejor del mundo y el Camp Nou se olvidó de la «derrota» de Xavi e Iniesta en Zúrich y coreó el nombre de su ídolo. Los tantos de Pedro y Keita llegaron con el Betis ya hundido.

El conjunto de Mel recibió un excesivo castigo. Mostró cómo se le puede jugar al Barcelona, pero los partidos duran 90 minutos, no 60. Sólo cuando las fuerzas flaquearon llegó la goleada, que fue abultada y pudo ser escandalosa. Porque el Barça nunca se relajó. El respeto fue mutuo desde el comienzo, empezando por la alineación que presentó Guardiola. Era el equipo estrella, el de las «manitas». El partido acabó otra vez 5-0. Y no salieron de paseo. Empezaron revolucionados, como siempre, y acabaron con la misma intensidad, sin apiadarse de un equipo de categoría inferior. La trituradora azulgrana se lleva todo por delante, aunque ayer pasara por un momento de apuro. Hasta que quiso Messi.


Ficha técnica:
5 - Barcelona: Pinto; Alves, Piqué, Puyol, Maxwell; Sergio Busquets, Xavi, Iniesta; Pedro (Afellay, m.79), Messi (Jeffren, m.86) y Villa (Keita, m.74)
0 - Betis: Casto; Isidoro, Miqui Roqué, Arzu, Nacho; Beñat (Juande, m.57), Iriney (Juanma, m.63), Israel (Jonathan Pereira, m.77), Salva Sevilla; Rubén Castro y Jorge Molina.
Goles: 1-0, m.44: Messi. 2-0, m.62: Messi. 3-0, m.73: Messi. 4-0, m.76: Pedro. 5-0, m.83: Keita.
Árbitro: Velasco Carballo (C. Madrileño). Mostró cartulina amarilla a Iriney (m.20), Miqui Roqué (m.39), Busquets (m.57) y a Isidoro (m.60).
Incidencias: Asistieron al encuentro 59.498 espectadores, en partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, disputado en el Camp Nou.
Antes del inicio del partido, Leo Messi, flamante ganador del Balón de Oro, acompañado por Andrés Iniesta y Xavi Hernández, ofreció el galardón a los espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Ángel Pedraza, ex jugador del Barça, fallecido el pasado sábado.