Historia

José Tomás en el día de su regreso a un paso de Manolete

La encuesta de NC Report para LA RAZÓN revela que el diestro madrileño está a la altura de las más grandes leyendas del toreo 

José Tomás, a un paso de Manolete
José Tomás, a un paso de Manolete

No hay dudas. La vuelta de José Tomás se ha convertido en el evento taurino de la temporada. Nadie llena plazas como él y nadie atrae a la gente como él lo hace. El fervor desatado es el mejor ejemplo de una afición que casi diviniza al torero de Galapagar. No en vano, según la consulta realizada por NC Report para el diario LA RAZÓN, prácticamente la mitad (49,3%) de los españoles consideran que el mito viviente, el Monstruo, pasará directamente a la Historia del toreo.

Un dato revelador que encuentra rápido refrendo al ver como José Tomás ya tiene su pequeño gran hueco entre las leyendas del toreo. En este sentido, tan sólo Manolete (16,8) y Antonio Ordóñez (15,3) rebasan al madrileño en el ranking de mejores matadores de todos los tiempos según la población consultada en el sondeo. José Tomás ocupa ya el tercer lugar –con un 14,5%– en el corazón de un público que lo adora y sigue con pasión a uno y otro lado del Atlántico. Españoles, francesas, portugueses, mexicanos, estadounidenses... nacionalidades de todos los confínes del planeta para un mito que, aún en activo, ya supera a Su Majestad El Viti (12%) y Paco Camino (11,3%).

Como todos ellos, ahora que el mundo de los toros tiene más que encaminado su paso a Cultura, José Tomás cincela en cada tarde que se ciñe el capote de paseo, una obra de Arte tan perfecta como una escultura o una pintura. Así lo piensa, al menos, el 42,5 por ciento del universo consultado que, además, destaca entre las cualidades del espada de Galapagar su valor en un 24,5%. Su estilo, su concepto del toreo, es la segunda cualidad más apreciada por el 18,3% sus partidarios, mientras que la personalidad atrae especialmente al 16,8% de los encuestados. Esa mentalidad, alejada de los focos, de la prensa rosa y limitando al máximo sus apariciones públicas, supone una bocanada de aire fresco, que destierra el estereotipo que arrima a la figura a la farándula, y eleva aún más su mística, el deseo de conocer el más mínimo detalle de una vida trazada desde la vereda de la normalidad. Por este motivo, la misma población española que en un 42% no ve nada desagradable en él, también aplaude el sentido de la privacidad que tiene de su vida personal. Dos de cada tres españoles, concretamente el 67,3% ven idóneo este modelo de intimidad.

Una postura que, sin embargo, contrasta con su política de no retransmitir las corridas de toros en las que actúa. Tampoco cede sus derechos de imagen fomentando así la asistencia del aficionado a la plaza para seguir sus triunfos y tardes de gloria. Esta política no está tan bien vista entre los «tomasistas» que, como es lógico, quieren poder disfrutar cuantas veces puedan de faenas que perdurarán en el tiempo. Por ello, un 52,3% de las personas interrogadas demanda al torero de Galapagar que abra los cosos para que se pueda comercializar con sus imágenes y llegar a todo el mundo sin excepción.

Tampoco existe igualdad de criterios en cuanto a sus honorarios. Un 33,8% de los consultados creen que cobra demasiado poco frente al 39,8% que entiende que no es así. Un 26,5% prefiere no mojarse en esta cuestión. En paralelo a esta cuestión, casi la mitad–el 41,3%– de la afición considera que el dinero no se ajusta a su concepto de quietud y valor. José Tomás asume riesgos y pisa terrenos delante del toro que otros ni conciben, razón por la que debería ver elevados sus emolumentos. Precisamente, el temor a una cornada de fatales consecuencias o de larga duración como la sufrida en Aguascalientes que hoy tratará de olvidar sobre el albero valenciano preocupan sumamente a los entrevistados. No en vano, la mitad del muestreo (52,3%) considera que arriesga demasiado y se juega la vida. Ahí está su grandeza, en el riesgo. Una danza entre la vida y la muerte que, esta tarde, volverá a representar José Tomás. Porque el mito ha vuelto. La leyenda, el torero de época, llegó su turno, su momento. Todos le aguardan para muletazo a muletazo, «olé» a «olé», aportar su granito de arena a la leyenda del gran coloso de Galapagar.

Ficha técnica
Empresa: NC Report.
Universo: Españoles de 18 años y más.
Tamaño de la muestra: 400 entrevistas telefónicas.
Nivel de confianza y error muestral: Para un nivel de confianza del 95,45% (2sigmas), y para P=Q, el error es el 4,8% para el conjunto.
Estratificación: Cruce de 46 provincias, más Ceuta y Melilla, con cinco tipos de municipio.


Así le ven los compañeros
Muchos han sido las reacciones ante la vuelta y los compañeros de profesión del madrileño también han querido mostrar su alegría por la tan ansiada reaparición. Miguel Abellán reconoció que la vuelta es «el revulsivo más importante en estos momentos para la Fiesta»; mientras que Joselito, compañero del de Galapagar en tantas tardes, aseguró que es «evidente que genera mucha expectación, ya que es una grandísima figura».

Víctor Puerto, uno de los coprotagonistas de la cita histórica de esta tarde, admitió que «ver torear a José Tomás desde el tendido cambia la visión que se pueda tener del toreo».