Las autonomías engordan el déficit

Madrid- El jueves, los representantes de las comunidades abandonaron la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) con una sonrisa en la boca, sobre todo Andalucía, pues su plan de ajuste se aprobó in extremis tras una tensa reunión en la que Cataluña medió para salvar las cuentas de la Junta. Solamente Asturias, la única suspendida, tenía motivos para no celebrar nada. Pero ayer ya no era el momento de documentos técnicos ni de teorías; tocaba comprobar si todas esas cuentas cuadraban con la realidad. Y no lo hicieron.

Madrid, Comunidad Valenciana y Castilla y León presentaron unos resultados de déficit al cierre de 2011 superiores a los presentados a Hacienda en febrero, lo que obligó a los técnicos del Ministerio a sacar la calculadora para dar una nueva cifra de déficit, pues este desajuste «sorpresa» supone una desviación adicional de más de 3.000 millones de euros. Así, el déficit del Estado asciende al 8,9 por ciento del PIB, tal y como informó el Ministerio de Hacienda a última hora de ayer. Eso sí, pese a este revés, mantiene la previsión para 2012 de alcanzar el 5,3 por ciento de déficit para el conjunto de las Administraciones y del 1,5 por ciento para las autonomías, tal y como estaba previsto. Según el Ministerio de Hacienda, esta desviación se debe, fundamentalmente, a la transparencia derivada de la operación de pago a proveedores.

Déficit elevado
Concretamente, la Comunidad Valenciana presentó a Hacienda una desviación del déficit del 3,68 por ciento, cifra que se elevaba en su plan de ajuste al 4,5, esto es, 844 millones adicionales. La Comunidad de Madrid, por su parte, declaró en un primer momento que su déficit era del 1,13 por ciento del Producto Interior Bruto, aunque al final lo ha elevado al 2,21, lo que supone 2.027 millones más de los inicialmente previstos. Y Castilla y León más de lo mismo, pues reconoce una desviación del 2,59 por ciento, cuando antes hablaba de un 2,3 por ciento (137 millones de euros).

Junto a estos tres casos, Galicia también presentó unas necesidades de financiación del 4,37 por ciento del PIB regional, aunque una vez descontadas las liquidaciones negativas del sistema de financiación sitúan su déficit en el 1,61 por ciento, por ello, desde la Consejería de Hacienda gallega recalcaron y se reafirmaron en ese porcentaje de déficit del 1,61, «la comunidad con menos déficit en 2011» celebraron.

«Todo influye»
Con estos datos, el déficit autonómico pasa del anunciado 2,9 por ciento del PIB al 3,3 por ciento. Además, estos desajustes en los planes de las tres autonomías traen consigo ese incremento de cuatro décimas sobre el déficit del Estado del 8,5 por ciento del PIB calculado inicialmente por el Gobierno.

Pese a ello, desde el Ministerio de Hacienda indicaron que «todo influye» y recordaron que cuando se hizo pública la liquidación de las comunidades autónomas ya se avisó de que podría haber algunas variaciones, informa Ep.

Desde la Consejería de Hacienda de la Comunidad Valenciana destacaron cuando se presentó el 16 de abril el plan de pago a proveedores ya se anunció que debían incluirse en el mismo facturas por valor de 1.850 millones no imputadas a ningún presupuesto y, por tanto, tampoco en la liquidación del presupuesto del año pasado presentada en febrero.

Mientras, desde la Comunidad de Madrid, su consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, atribuyó el incumplimiento del déficit hecho público ayer a tres factores determinantes: el desplome de los ingresos por la recaída de la economía (unos 2.000 millones de euros menos), el mantenimiento por parte de la Comunidad de Madrid de su gasto en servicios públicos prioritarios y, por último, la puesta en marcha del plan de pago a proveedores.