El GRAPO exigió 400 millones que la familia pagó cuando Cordón ya había fallecido

La familia de Publio Cordón, secuestrado el 27 de junio de 1995 en Zaragoza, pagó en agosto del mismo año al grupo terrorista Grapo 400 millones de pesetas en concepto de rescate, aunque para entonces el empresario ya había muerto al intentar escapar por una ventana de la casa de Lyon (Francia) donde se encontraba secuestrado, según ha desvelado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

El presidente de Previasa y del Grupo Hospitalario Quirón, contaba entonces con 60 años, no imaginaba que podía ser objetivo de la organización terrorista. Esa mañana salió como de costumbre a practicar 'footing', vestido con ropa deportiva.Después tenía que volver a casa a desayunar, pero no regresó. Su esposa Pilar Muro, extrañada, salió a su encuentro. No aparecía y se le pasó por la cabeza que tal vez había sido víctima de un secuestro. Dio la voz de alarma y empezó la búsqueda de Publio Cordón en el Canal Imperial.


Dos días más tarde, la familia recibió una llamada telefónica en la que los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) se atribuyeron la autoría. Entonces el actual alcalde de la capital aragonesa Juan Alberto Belloch estaba al frente de los ministerios de Justicia e Interior.
A principios del mes de agosto de 1995 la familia hizo efectivo en París el pago del rescate, pero la liberación prometida no llegó. No pidieron ninguna prueba de vida del secuestrado.


Según la versión de la banda terrorista, el empresario fue puesto en libertad el 17 de agosto de 2005 en las proximidades del estadio de Sarriá de Barcelona. La familia Cordón incluso llegó a ofrecer una elevada recompensa a quien pudiera facilitar datos que condujeran a localizar al empresario, pero tampoco esta iniciativa arrojó resultado alguno.


El 3 de noviembre de 1995, Enrique Cuadra Echeandía y Concepción González Rodríguez fueron detenidos en Barcelona, mientras que José Ortín, otro de los secuestradores fue apresado en Valencia. La Sala de lo Penal les condenó a 86 años de prisión y a pagar 400 millones de pesetas a la familia de Cordón, cantidad que supuestamente fue la que se pagó en concepto de rescate. En la sentencia se destacaba que Ortín, Cuadra y Silva Sande fueron los autores materiales del secuestro de Cordón, quien quedó bajo custodia de Silva Sande.


Fernando Silva Sande fue detenido en París, el 9 de noviembre de 2000, junto a Manuel Pérez Martínez, 'Camarada Arenas', María Victoria Gómez Méndez (que también custodiaba a Cordón); Isabel Llaquet Baldelllou, José Antonio Peña Quesada, José Luis Elipe López y Rosario Llobregat Moreno. Quedó así desarticulada la cúpula de la organización terrorista.

CONDENAS EN 2003 EN PARIS
En julio de 2003, el 'Camarada Arenas', Silva Sande, Victoria Gómez Isabel Llaquet y Elipe fueron condenados por el Tribunal Correccional de París a diez años de prisión por asociación de malhechores con fines terroristas. Posteriormente, a algunos de ellos se les rebajó la condena de 10 a 8 años de cárcel.


El 18 de julio 2002 fueron detenidos en Francia y en España otros 14 miembros de los GRAPO, entre ellos el histórico Fernando Hierro Chomón, pero tampoco estas detenciones contribuyeron a la resolución del caso.


El 21 de marzo de 2009, José Ortín murió en la cárcel de Alicante a causa de un infarto. En abril de ese mismo año, el Supremo condenó al 'Camarada Arenas' a 7 años de prisión, como autor por omisión del delito de detención ilegal de Cordón, atendiendo así al recurso de casación presentado por Pilar Muro. Además, la sentencia confirmó la condena de 28 años de cárcel a Silva Sande, y ratificó la absolución de Isabel Llaquet.

BUSQUEDA EN MONT VENTOUX
Fernando Silva Sande venía mostrando en sus últimas comparecencias en la Audiencia Nacional, como acusado en distintos procesos, discrepancias con la actividad terrorista y con el 'Camarada Arenas' e, incluso, llegó a tachar de "secta"a la organización. Desde la cárcel expresó su arrepentimiento a través de dos cartas, en las que decía que quería ayudar a encontrar a Publio Cordón. La Guardia Civil trasladó la confesión al juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska. El terrorista indicó que el empresario estaba enterrado en el Mont Ventoux, en el suroeste de Francia. La Guardia Civil inició en noviembre de 2008 la búsqueda del cuerpo de Cordón en la citada zona. Sande afirmó que el rehén murió durante su cautiverio, a causa de una caída cuando intentaba escapar, y que él mismo lo enterró en el monte. Publio Cordón tenía un clavo quirúrgico en el hombro izquierdo. Incluso se estuvo rastreando la zona con aparatos detectores de metales, pero no se logró ningún resultado.