Historia

Kadaré el antitotalitario

«Réquiem por linda B»Ismaíl KadaréAlianza349 páginas, 17,10 euros.

Kadaré el antitotalitario
Kadaré el antitotalitario

El lector avanza un paso, o, mejor dicho, retrocede dos, y se coloca en la Albania de los años 80, cuando un dictador mesiánico, Enver Hoxha, la había convertido es un país aislado y presuntamente maoísta. Allí, en Tirana (una capital de acertado nombre), un autor de teatro, Rudian Stefa, tiene dos problemas a los que hacer frente: el Consejo Artístico del Partido no ve claro por qué saca al escenario el fantasma de un guerrillero asesinado por sus compañeros. Y también acaba de recibir una citación del Partido para que informe de por qué una joven deportada, que se ha suicidado, tenía uno de sus libros dedicado a mano por él. Su cabeza no deja de hacer todas las cábalas posibles, pensando en una joven amante, Migena, y en aquella Linda B., una amiga deportada de Migena, para quien le pidió la dedicatoria.

Reuniones con los jueces de instrucción de su caso, repasos sobre lo que podrían analizar en su obra teatral, la posibilidad de caer en desgracia, le confunden día a día. El escritor albanés Ismaíl Kadaré, premio Príncipe de Asturias 2009 y reconocido por su novela «El general del ejército muerto», retoma, en mi opinión, varios elementos culturales sobre el destino del ser humano presentes en obras como «El proceso», de Kafka, «Los justos», de Camus, y el mito de Orfeo, para recrear la imposibilidad del amor y la salvación en un sistema totalitario, pero también, quizá, (y lo vamos viendo a medida que avanzamos hacia el final de la novela), cómo la entrega amorosa puede ir mucho más allá de la muerte, como sucede en el propio Orfeo. La estatua del dictador arrastrada o la mano fría de Linda B. que le vuelve a pedir otra vez un autógrafo son, acaso, sombras de la misma imagen.