Eurocopa

España no tiene puntería

Vicente del Bosque, preocupado: «Con todo a favor y no metemos uno. Espero que estemos más finos en los próximos partidos»

España no tiene puntería
España no tiene puntería

Potchefstroom-Ante Suiza, tres ocasiones claras erradas y derrota. Y se complicó el Mundial para uno de los favoritos. El desacierto fue mayor frente a Honduras, aunque se ganó. La victoria, sin embargo, no oculta una cierta debilidad que ha generado tensiones. El recuerdo de la época de Luis Aragonés, imborrable porque es historia, sale a relucir sólo para utilizarlo como arma arrojadiza, ahora que el fútbol de «La Roja» ni entusiasma ni avasalla. En medio de ese río de aguas turbulentas, caudal sin control posible, trata de mantenerse a flote Vicente del Bosque, más preocupado por las carencias que por las batallas mediáticas, sean a favor o en contra suyo. «Sólo hay una España», ha dicho, lo subraya su antecesor, y no es la que te partirá el corazón o la que te hará llorar, es ésta, la futbolística, la que no termina de despegar, a pesar del balsámico triunfo frente a Honduras, selección menor, con todos los respetos. La Honduras buena se estancó en el 82 y no fue a más porque le hicieron trampas.A Del Bosque, más que las batallitas mediáticas que ni él ni Luis han provocado, lo que le interesa es ajustar cada pieza de esta Selección. Puesto a ello, rebaja sus críticas del día anterior, tras el partido: «He vuelto a verlo, sirve como referencia. Cierto que tuvimos cosas buenas; pero al final lo deslucimos. ¿Cabreado? Bueno, cumplimos con nuestra obligación». «Cumplimos», ni más ni menos, y se perdonaron goles cantados y cuando se perdona y enfrente tienes un rival con enjundia, lo pagas. Destino inexorable en este mundo cruel del fútbol. Y, claro, lo que se echa en falta, además de precisión, penetración, desmarques, fondo y velocidad, sin descuidar la defensa, «los desbarajustes» a los que alude Casillas, es el tiro de gracia. El remate final, la puntería, hoy por hoy, un problema: «Sí que preocupa este aspecto; lo tenemos todo a favor de obra y no metemos uno. Espero que en los próximos partidos estemos más finos».Si hay referencia a puntería el aludido es Fernando Torres. El portero hondureño se le escapó vivo. Disfrutó de dos ocasiones excepcionales, las pifió. Muchos pensamos que le pudo la ansiedad, eso que dice Luis de no ir a por el segundo gol antes de meter el primero. Del Bosque trata de entenderlo: «Torres es un chico muy avezado. A veces nos gustaría que tuviera más continuidad; pero sabemos cómo son los delanteros. Jugando él hay otras posibilidades; pero lo más difícil en fútbol es el último control y el último toque». Justo en lo que se equivocó «El Niño», ansioso por marcar, como en la Eurocopa.Del Bosque huyó de los tópicos y hombre por hombre explicó alguno de los misterios que encierra este equipo, que por los cambios introducidos, fundamentalmente el de Navas, «no ha cambiado de sistema». «No condiciona que esté Iniesta o no. Salieron Villa y Torres y el resultado fue bueno. Acepto las sugerencias, soy tolerante y no encuentro diferencias esquemáticas; me empeño, pero no lo consigo». ¿Y la condición física? ¿No se vino abajo el equipo mediado el segundo tiempo? «Una de las cosas que no me gustaron es que el partido se rompió. Atacábamos nosotros y atacaban ellos. Pese a todo, creamos bastantes ocasiones de gol. Pero con el partido roto entiendo que algunos jugadores economizaron fuerzas. El estado físico no influyó».Momento culminante de la intervención del seleccionador fue su alusión a Busquets y a Xabi Alonso: «Si fuera jugador me gustaría ser Busquets. Lo hace todo, se vacía, es generoso. Él empieza el fútbol y lo hace más fluido». Por esta respuesta no se puede dudar de la titularidad de Busquets, menos, por la siguiente, porque tiene pareja de baile: «Xabi Alonso y él son dos medios que crean juego. Son muy importantes en la zona media para generarlo. Y no digamos Alonso, sube al área, tiene tiro. Son como dos entrenadores en el campo. Y no veo que sean defensivos. Tienen una gran conciencia de equipo, son extraordinarios, piensan en todos, en los centrales, en los laterales, en los extremos... Ojalá todos fueran como ellos».Luis Aragonés cree, opina, no critica, que Xavi quizá debería jugar más atrás... «Solemos tener muy en cuenta la zona donde juega cada futbolista en su club y es ahí donde le colocamos. Le gusta el orden, juega donde lo hace en el Barcelona y puede bajar a asociarse con Alonso y Busquets. Xavi tiene un tremendo compromiso con nosotros. Estoy contento con él, es otro entrenador dentro del campo. Y sabe que el éxito es pasajero, que no se vive en el fútbol del pasado, tiene hambre, quiere más títulos, más cosas».Otro nombre, Jesús Navas: «Aportó velocidad y trabajo, bajó a la defensa cuando fue necesario. En cuanto a los centros... Puso buenos balones; pero el destino no depende siempre de quien los envía sino de quienes lo reciben. Hizo un buen partido». Nueva referencia al cambio de estilo: «No me he alejado del modelo anterior. Lo raro sería que utilizara a Navas por dentro o de organizador. Es uno de los mejores jugadores de banda que hay. Para ganar no hay un perfil único, existe la variedad. Me gusta el jugador como Cesc, Xavi, Alonso, Iniesta, Silva, pero no hay un modelo único para proponer un partido. No trato de enmendar la plana a nadie, pero si escarbáramos en el pasado veríamos situaciones parecidas a ésta. Se trata de actuar con sentido común». Ha pronunciado el nombre de Silva, que jugó el primer partido, no el segundo: «Tenemos aquí a los que consideramos los 23 mejores jugadores de España. Es imposible congraciarse con todos, y hay que dar descansos, como hicimos con Xavi el lunes, porque le queremos descansado y pletórico».La conferencia de prensa de Vicente del Bosque no estaba prevista; sería conveniente imponerla el día siguiente de los partidos. Se le puede escuchar. No es un tostón. Siempre dice cosas, juiciosas y esclarecedoras.