Las víctimas a la expectativa

Las asociaciones conocerán el martes el borrador de la norma. La AVT pide un mayor control del patrimonio de los etarras que no pagan las indemnizaciones

Homenaje celebrado ayer en Arrigorriaga en recuerdo del inspector de policía Eduardo Puelles, asesinado hace un año por ETA
Homenaje celebrado ayer en Arrigorriaga en recuerdo del inspector de policía Eduardo Puelles, asesinado hace un año por ETA

El proyecto de la nueva Ley de Víctimas del Terrorismo lleva años dando vueltas. Era un clamor de las víctimas y se quedó estancado en la pasada legislatura a causa del «proceso» de negociación con ETA, el mismo que llevó a las víctimas a romper radicalmente con el Gobierno. Esta vez, el Ministerio del Interior ha recuperado los trabajos y las conversaciones con el PP, que han fructificado en un documento que será presentado a las asociaciones el próximo martes. El texto está abierto a recibir aportaciones de los colectivos cívicos. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) tiene muy claras sus exigencias, a las que no está dispuesta a renunciar. Aunque reconoce que se están haciendo bien muchas cosas, recuerda que todavía quedan pendientes de solución asuntos tan básicos como el de la igualdad de las víctimas. «Es importante que todas las vidas valgan lo mismo», afirman. Es por eso por lo que esperan que «se igualen las indemnizaciones a los afectados por el terrorismo».

No puede repetirse, insisten, lo sucedido a los familiares de las dos víctimas de la T-4, cuando en la reciente sentencia no obtuvieron la misma indemnización, al no contar una de ellas con abogado.Las víctimas también hacen hincapié en que se lleve a cabo un control fiel del patrimonio de los terroristas con el fin de que las indemnizaciones no las asuma solamente el Estado y piden a Justicia e Interior que se comprometan a informar a las víctimas de los juicios.La presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, considera que es necesario llenar los enormes vacíos de la ley aún vigente. Entre sus exigencias también reclama que sean consideradas como víctimas, no sólo las que han sufrido daños físicos, sino también las que padecen secuelas psicológicas. «Queremos que los vacíos legales se solucionen y tengan carácter retroactivo», ya que muchas aplicaciones en esta materia, lamentan, «se quedaron fuera de plazo».

La AVT reclama también que los tratamientos psicológicos no estén limitados ni en cantidad ni en tiempo. Del mismo modo, insisten en que se ampare como víctimas a todos los fallecidos en atentados. La Ertzaintza retira la placa etarra en la iglesia de AzcoitiaLa Ertaintza ha retirado la placa que homenajeaba a los etarras Vicente Perurena «Peru» y Ramón Oñaederra «Kattu», asesinados por los GAL en los años 80, en la iglesia de Santa María la Real de Azcoitia. Tras la denuncia de Dignidad y Justicia, el Ayuntamiento y el Obispado de San Sebastián no se ponían de acuerdo sobre la propiedad del terreno y ha tenido que ser la Consejería vasca de Interior quien tome cartas en el asunto, después de que el obispo de San Sebastián, monseñor Munilla, pusiese el asunto en sus manos.