Una cuñada de Tony Blair se convierte al Islam

Una cuñada del ex primer ministro británico Tony Blair se ha convertido al Islam a raíz de una reciente visita a Irán y ha acusado al político de parcialidad como enviado para la paz en Oriente Medio.

Laureen Booth, de 43 años, hermanastra de Cherie Blair, la esposa del ex líder laborista, se cubre ahora la cabeza con un hijab cada vez que sale de casa, ha renunciado al alcohol y a comer carne de cerdo y lee diariamente el Corán, según "The Sunday Tmes".

"Tuve una maravillosa experiencia en un templo islámico en Irán hace seis semanas. Siempre consideré la ummah (comunidad de fieles musulmanes) un lugar que rebosa amor y paz y estoy orgullosa de formar parte de ella", explicó la nueva conversa. "Ahora rezo cinco veces al día y de vez en cuando voy a una mezquita", agregó Booth, periodista y ex activista de los derechos humanos, que dijo que no excluía la posibilidad de llevar incluso burqa en el futuro.

Booth reconoció que su conversión iba a levantar polémica, pero explicó que "todos a los que valoro conocen mi decisión". El mes pasado, Both acusó a Tony Blair de parcialidad como enviado del Cuarteto (EEUU, Rusia, UE y la ONU) para Oriente Medio. Según su cuñada, el ex primer ministro británico no puede ser un negociador objetivo entre palestinos e israelíes porque tiene un claro sesgo pro-israelí que se manifiesta en su reciente autobiografía.

En una carta abierta a Tony Blair, Lauren Booth dice haber participado en una reunión en Irán en la que las mujeres lloraban por las muertes de inocentes en ciudades palestinas como Rafah y Naplusa. "¿Reconoces los nombres de esos lugares, Tony? Como enviado para la paz de Oriente Medio deberían reconocerlos. Israel ha masacrado a niños en esas ciudades en los últimos años. ¿Lo sabías?", agregaba Booth en la carta.

En agosto de 2009, Lauren Booth viajó en barco a Gaza desde Chipre con otros activistas para llamar la atención sobre el bloqueo israelí de ese territorio palestino, por lo que las autoridades de Egipto e Israel le negaron la entrada en sus países respectivos. Tony Blair es asimismo un converso, aunque no al Islam sino al catolicismo, la religión de su esposa, Cherie Blair, a la que se convirtió en diciembre de 2007, unos meses después de dejar el cargo de primer ministro.