El Centro Dramático Nacional se indigna

La nómina de nombres que pasarán por la temporada 2011/2012 del Centro Dramático Nacional sería epatante si no hubiera otro factor más llamativo: su carga política.

No lo ocultó ayer Gerardo Vera al presentar la programación: «Quiero hacer una reflexión política», explicó. «Están pasando cosas que los hombres y mujeres del teatro no podemos obviar». Y denunció «el fracaso del capitalismo y el renacer de un capitalismo peor». Así, el CDN acoge una veintena de espectáculos, muchos con intención sociopolítica, como «La costa de Utopía». Esta producción de Alexei Borodin sobre la trilogía de Tom Stoppard es el buque insignia del ciclo «Una mirada al mundo». Otros protagonistas internacionales serán Christoph Marthaler, que aborda el cambio climático en «±0(Más menos cero)», y los polacos Dorota Maslowska y Grzegorz Jarzyna, con «Entre nosotros, todo va bien».

De crítica más directa será la propuesta de Roger Bernat, «Pendiente de votación»: el público asistirá a un Parlamento en el que podrá decidir. O la de Miguel del Arco, que llevará a escena «El inspector», de Gogol, «que habla de corrupción política, sobornos, cohechos... Afortunadamente nada que ver con nuestro tiempo», explicó el director con ironía. Anticapitalista es el tema de «Contraaciones», de Pilar Massa, y hasta Josep Maria Flotats conjuga su pasión francófila con la «indignación» en «La mecedora», texto de Brisville sobre «los grandes grupos editoriales que no respetan nada, ni siquiera al teatro», aclaró el director. Lo dice Lluís Pasqual sobre «Quit», de Peter Handke: «No es una metáfora sobre el capitalismo, es el capitalismo más tremendo en directo».

Habrá además reflexiones sobre el terrorismo, como «Product», de Mark Ravenhill, que dirigirá Julio Manrique; sobre la familia, como «Münchhausen», de Lucía Vilanova que pondrá en pie Salva Bolta; y sobre la vida y la muerte, como «Extraño anuncio», de Adolfo Marsillach, dirigido por Mercedes Lezcano. Se verá también a Comediants con «Perséfone», «ProtAgonizo», de Ester Bellver, y «La piel en llamas», dirigida por José Luis Arellano. «Yo, el heredero», de De Filippo, abrirá temporada con dirección de Francesco Saponaro, y «Luces de Bohemia» la cerrará, con Lluís Homar al frente.

Despedida entre damas
Gerardo Vera, cuyo contrato con el CDN termina a finales de 2011, dice adiós con doble propuesta. En diciembre dirigirá «Agosto (Condado de Osange)», texto de Tracy Letts con Amparo Baró al frente del reparto. En abril de 2012 llegará «La loba», el drama de Lillian Hellman que protagonizó en el cine Bette Davis. Aquí tendrá la mirada de Nuria Espert.