Sin miedo en Arganda del Rey

El penúltimo encierro de las fiestas de Arganda del Rey transcurrió entre fuertes medidas de seguridad. El Ayuntamiento del municipio hizo todo lo posible por evitar incidentes como el que costó la vida el pasado jueves a María del Carmen López, cuando observaba la carrera detrás de las talanqueras, o la herida grave que sufrió un recortador en la capea del mismo día

Dos vecinos de Arganda del Rey (Madrid) permanecen junto a una valla del recorrido del encierro de los toros en las fiestas de la localidad después de que una mujer del municipio muriera esta mañana
Dos vecinos de Arganda del Rey (Madrid) permanecen junto a una valla del recorrido del encierro de los toros en las fiestas de la localidad después de que una mujer del municipio muriera esta mañana

Decenas de agentes de la Guardia Civil, la Policía local y efectivos de Protección Civil se desplegaron a lo largo de todo el recorrido, que se cambió para evitar que los toros corriesen por el mismo lugar en el que murió María del Carmen. Además, el encierro de ayer fue uno de los más concurridos, ya que era festivo en el municipio del este de Madrid. Gracias a estas fuertes medidas de seguridad, el festejo transcurrió con total normalidad y sin incidentes. Los novillos de José Luis Pereda hicieron una carrera muy rápida pese al elevado número de participantes. Con todo, un joven resultó herido leve en la capea posterior a los encierros.
Un vecino de la localidad, Javier, aseguró a Ep que la cogida mortal del jueves se produjo porque «la mujer no se dio cuenta de que un toro se había quedado rezagado». El testigo reconoció que, como en cualquier encierro, «hay personas que no están aptas y tienen poco respeto a la autoridad cuando van borrachas». Por ello propuso que se cree «algún tipo de sanción para esas personas», ya que «el 99 por ciento de los que venimos sabemos lo que hay, conocemos los encierros y a lo que nos exponemos».

Goyo es otro de los argandeños que disfrutó del encierro y recordó que «hacía más de 25 años que los encierros de la localidad no se cobraban ninguna víctima mortal». Por su parte, Antonia y su familia tampoco quisieron perderse este tercer día de festejos taurinos, aunque señaló que los argandeños están «tristes y viviendo muy mal lo ocurrido».

El consistorio de Arganda suspendió tras la muerte de María del Carmen las celebraciones con orquestas en el marco de las fiestas del municipio, sin embargo decidieron continuar con los festejos taurinos, que terminan el próximo lunes. Al respecto, el consejero de Presidencia Justicia e Interior de la Comunidad, Francisco Granados, defendió la actuación del Ayuntamiento de la localidad a la hora de aplicar las medidas de seguridad en los encierros, aunque reconoció que el incidente puede abrir el debate sobre si las talanqueras son el sistema de protección «más adecuado». «La muerte de María del Carmen fue un despiste, pero hay que esperar a un informe definitivo para abrir el debate sobre las talanqueras», añadió.