Euroliga

Mirotic honra a la historia

En el descanso en la Caja Mágica aparecieron algunos de los ex jugadores que hicieron grande a la sección de baloncesto del Real Madrid en el siglo pasado. Luyk, Rullán, Sevillano, Emiliano, Romay, Orenga, los hermanos Llorente... Se festejaban ochenta años de canastas blancas. Ellos se llevaron la mejor ovación hasta que en el último minuto apareció Nikola Mirotic.

El base del Real Madrid, Sergio Llull
El base del Real Madrid, Sergio Llull

El montenegrino está empeñado en formar parte de la historia con mayúsculas del equipo. Con el partido atascado, él se encargó de resolver el jeroglífico que planteó el Valencia. Una canasta de dos y un triple desde la esquina –su lugar favorito– dieron el primer punto de la eliminatoria al Real Madrid. El regreso a una «Final Four» quince años después está un paso más cerca.

Real Madrid y Valencia escribieron el primer capítulo de la serie sin salirse del guión. Quizá es que realmente no hay jugadores capaces de saltárselo. Las excepciones, de haberlas, son más plausibles en el Real Madrid. Llull, Tomic y Mirotic pueden ejercer ese papel. En los de Pesic, De Colo y, siendo generoso, Rafa Martínez.

Las apreturas marcaron el desarrollo de un partido feo. El Madrid arrancó mejor (17-7, min 7), pero pronto experimentó uno de esos atascos que le convierten en un equipo desesperante. Sólo el mejor Reyes del año, con ocho puntos en el segundo cuarto, evitó que el Valencia se fuera por delante al descanso (33-32).

A Tomic, la otra clave para los locales, le marcaron las faltas hasta el arranque del último cuarto. Cometió la cuarta en la salida del tercero, antes de que su equipo recibiera un parcial de 2-13 (45-49, min 28). A los 32 minutos, el pívot croata ya tenía cuatro. Molin decidió que permaneciera en cancha. Su presencia fue vital en defensa y en ataque. Sostuvo al Madrid con cuatro canastas casi consecutivas y permitió que su equipo retomara el control. Era un dominio más psicológico que real. Las distancias eran ridículas hasta que Molin decidió que el compañero interior de Tomic fuera Mirotic. Cada vez está más claro su rol en el equipo y el reparto de minutos. Reyes empieza a ser un complemento. Los minutos decisivos son para Nikola. La respuesta justifica la apuesta.

Anotó siete puntos en el último cuarto y suyas fueron las dos últimas canastas. Cuando más amenazaba De Colo, se sacó un tiro de cuatro metros y en el siguiente ataque se fue más lejos. Se apostó detrás de la línea de tres y acabó con todas las incógnitas. Mirotic honró a la historia. Rullán, Romay, Luyk y compañía, mientras, aplaudían.


- Ficha técnica.
71. Real Madrid (20+13+19+19): Prigioni (6), Llull (11), Carlos Suárez (9), Reyes (10), Tomic (14) -quinteto inicial- Fischer (6), Velickovic (0), Begic (0), Mirotic (11) y Tucker (4).
65. Power Electronics (18+14+21+12): Cook (0), Rafa Martínez (13), Richardson (6), Savanovic (5), Javtokas (11) -quinteto inicial- Lishchuk (10), Navarro (2), Pietrus (3) y De Colo (15).

Árbitros:
Arteaga (ESP), García González (ESP) y Herceg (CRO).

Incidencias
: Primer partido de la eliminatoria a cinco encuentros de los cuartos de final de la Euroliga. Caja Mágica. 8.345 espectadores. Durante el descanso se conmemoró el 80 aniversario de la fundación de la sección de baloncesto del Real Madrid. Se guardó un minuto de silencio por el que fue gerente del club blanco Manuel Fernández Trigo y por las víctimas de la catástrofe de Japón.