Los «yayoflautas» intentan invadir el Palau de la Generalitat

La acción del colectivo derivó en un forcejeo con los Mossos

Los «yayoflautas» intentan invadir el Palau de la Generalitat
Los «yayoflautas» intentan invadir el Palau de la Generalitat

BARCELONA- El centro de Barcelona acogió ayer una manifestación atípica. Una protesta del colectivo conocido como «yayoflautas» vivió algunos momentos de tensión cuando varias personas intentaron acceder al interior del Palau de la Generalitat, lo que provocó un forcejeo con los Mossos d'Esquadra, así como la caída de algunos manifestantes mayores. Los «yayoflautas» realizaron un acto sorpresa con motivo de su primer aniversario, que recibió el apoyo de miembros del colectivo de otras partes de España, como de Madrid y de Valencia.
Unos 300 miembros de este colectivo se concentraron primero en la avenida de la Catedral de Barcelona y, posteriormente, se dirigieron hasta la plaza Sant de Jaume, donde intentaron entrar a la Generalitat.
Sin heridos
La Policía Autonómica intentó evitar el acceso al Palau de los «yayoflautas», lo que provocó un forcejeo y la caída al suelo de varios protestantes aunque, según informaron los Mossos, no se registraron incidencias destacables ni ningún herido.
Después de estos momentos de tensión, volvió la calma y dos representantes del colectivo entregaron al responsable del operativo de los Mossos un manifiesto con las tres principales reivindicaciones de los «yayoflautas», aunque su primera intención era poder entrevistarse con algún representante del ejecutivo catalán, por ejemplo el president, Artur Mas.
Según explicó a Efe Celestino, un representante de este colectivo, el documento reclama la creación de una república catalana como «solución» a los problemas de Cataluña, se rechazan los recortes y se constata que «en estos momentos, la democracia está más en la calle que en el Govern o en el Parlament».
Celestino denunció que varios miembros del colectivo recibieron «empujones y golpes» por parte de los Mossos, incluido él mismo y que, junto a otro compañero, Alfonso, tuvo que ser atendido en una ambulancia por un ataque de ansiedad, según su relato.
La protesta había arrancado pasadas las 11.30 de la mañana desde la avenida de la Catedral con una gran pancarta que rezaba «Yayoflautas». Durante el recorrido por Vía Laietana hasta alcanzar la plaza Sant Jaume, los manifestantes corearon lemas como «estos yayos no se callan», «las pensiones no se tocan», «menos recortes y más trabajo» o «el pueblo unido, jamás será vencido».