EL ANÁLISIS: Poca seguridad

Un año más, la Policía Nacional ha advertido sobre los ladrones  que aprovechan la ausencia de los propietarios para entrar a robar.  Los asaltos han aumentado un 33 por ciento respecto al verano anterior.
Un año más, la Policía Nacional ha advertido sobre los ladrones que aprovechan la ausencia de los propietarios para entrar a robar. Los asaltos han aumentado un 33 por ciento respecto al verano anterior.

- ¿Por qué se está centrando la ola de robos en los restaurantes?
-Todos estamos expuestos a un robo, tanto las casas privadas como los restaurantes. Es importante tener un buen sistema de alarma, igual que en casa hay que dejar una luz encendida y no divulgar que uno se va de vacaciones. En cuestión de seguridad, los ladrones son los que más saben, así que hay que protegerse.

- ¿Tiene miedo de que pueda pasar en el Sant Pau? ¿Han reforzado la seguridad?
-Aunque me puede suceder, no tengo miedo. No hemos querido reforzar los sistemas de vigilancia porque son apropiados: contamos con alarmas y cámaras de seguridad. El problema es que estos tiempos modernos nos exponen a desaprensivos que saben latín.

- ¿Por qué cree todos los locales hosteleros que han sido asaltados son del País Vasco?
-No creo que todos sean vascos. Seguramente habrá habido muchos hurtos más. El problema es que un caso así sólo alcanza repercusión cuando hay una persona famosa detrás, y por eso mismo los establecimientos de renombre son los que más probabilidades tienen de ser asaltados. Pero no creo o no quiero creer que por el mero hecho de estar en el País Vasco se esté en la lista de objetivos de los ladrones.

- ¿Qué recomendaría a sus compañeros para hacer frente a estos hurtos?
-Si nos quieren robar, nos robarán. Todos podemos ser víctimas de ellos. Lo importante es proveerse de medios y obstáculos que echen por tierra los planes de los que tratan de entrar por la fuerza en tu establecimiento.