Amenaza de intervención a las CC AA y aviso a Asturias

Montoro: «Al que no cumpla se le aplicará la Ley de Estabilidad»

MADRID- El Gobierno ya lo había advertido, pero ayer envió un ultimátum en boca del ministro de Hacienda. Cristóbal Montoro emplazó a todas las comunidades a presentar en el plazo previsto planes de ajuste «reales» y les recordó que, de lo contrario, se les aplicará la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que prevé en su caso extremo la intervención de la región.
En una conferencia organizada por el Círculo de Economía, Montoro explicó que el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, previsto para el 17 de mayo, centrará la atención de las instituciones y mercados europeos, que seguirán de cerca el resultado de la reunión, en la que todas las comunidades deberán presentar sus planes de ajuste. «Tenemos los ojos de toda Europa colocados sobre nosotros porque la duda está en la capacidad de equilibrar los presupuestos de las comunidades y las corporaciones locales», señaló Montoro.
El ministro recordó que todas las comunidades, sin excepción, han de presentar estos planes que les han de permitir lograr el objetivo de déficit del 1,5 % del PIB este año. «Los plazos son para todos, todos tienen que cumplir, y al que no cumpla se le aplicará la ley de estabilidad, que para eso está vigente ya en España», declaró Montoro, que advertía así de la posibilidad de que las comunidades que incumplan la ley sean intervenidas. El Gobierno ha expresado su deseo de no tener que poner en marcha el mecanismo de intervención en ningún caso, aunque el Ministerio de Hacienda ha encargado a la Abogacía del Estado y a la Intervención General que estudien la posible tutela de las cuentas del Principado de Asturias, ante la situación de bloqueo político que vive la comunidad y que puede hacer imposible que apruebe su plan económico. Esta eventual intervención ha irritado al presidente asturiano, Francisco Álvarez-Cascos, que ya ha avanzado que reclamará al Estado por los perjuicios económicos que este anuncio puede tener en la financiación de la deuda del Principado, y ha remitido una carta al comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, en la que denuncia la «falsedad»de los datos de Hacienda a la hora de advertir de que sus cuentas podrían ser intervenidas. El presidente de Asturias en funciones pidió excusas públicas al jefe Gobierno, Mariano Rajoy, por la «discriminatoria e injustificada» amenaza de intervenir las cuentas del Principado.
Montoro dijo no entender la reacción de Álvarez-Cascos y le emplazó a resolver la «cuita política» en esta comunidad, ya que el Consejo de Política Fiscal y Financiera tiene que aprobar los planes «de los gobiernos que van a llevar adelante esos planes», que es precisamente «lo que hace fiable un programa». Remarcó, en este sentido, que en Asturias la dilación a la hora de formar el nuevo gobierno autonómico «no hace sino complicar enormemente» la presentación y ejecución de ese programa económico y fiscal. «Y no estamos para complicar eso, porque si no sale la cuenta, no saldrá la cuenta para nadie», manifestó Montoro. «No hay comunidades autónomas pequeñas, ni ayuntamientos; u ordenamos competencias y financiación o todos vamos arrastrados por la misma corriente», remachó.
En cuanto a la situación de Cataluña, el titular de Hacienda aseguró que «la privatización de determinados ámbitos de servicios públicos» es un aspecto del plan de ajuste que se está negociando con la Generalitat. «Seguimos trabajando con la Generalitat en su plan para que quede completo y para que sea fiable, sea creíble y sea realista, también en lo que se refiere a políticas que, a través de la privatización de determinados ámbitos de servicios públicos, puedan completar la consecución del objetivo de déficit público», afirmó Montoro, que no precisó a qué ámbitos afectarían estas privatizaciones, informa Efe.


Control de 2.000 municipios sin plan de ajuste
Cristobal Montoro, avanzó ayer en Barcelona que el Gobierno prevé intervenir los presupuestos de 2.000 ayuntamientos. Estos municipios, sin capacidad financiera, tendrán «este verano, antes de vacaciones» unas cuentas elaboradas por Hacienda. Con este plan, el Ejecutivo central velará para que los ayuntamientos españoles no realicen actividades «que no pueden hacer» por falta de competencias o de recursos, como por ejemplo duplicidades entre administraciones, explicó el ministro. «¿Refundación? En absoluto», dijo. «Pero la descentralización no puede llevar al despilfarro o a la superposición de competencias», añadió. «Hay 2.000 ayuntamientos que no pueden hacer frente a su plan de proveedores», explicó el ministro de Hacienda. En España, recordemos, hay algo más de 8.000 municipios.En todo caso, Montoro recordó el apoyo que el Gobierno brinda a entes locales y comunidades para el pago de proveedores si cuentan con planes de ajuste aprobados por el ministerio, con unas ayudas que se comenzarán a distribuir a finales de mes. «Al que no cumpla se le aplicará la Ley de Estabilidad Presupuestaria», resumió tajante el ministro.