Los sindicatos dan la «espantá» y Herrero acude

La ministra de Medio Ambiente eclipsa a la titular de Obras Públicas

Santiago Herrero conversa con José Antonio Griñán y Mar Moreno
Santiago Herrero conversa con José Antonio Griñán y Mar Moreno

SEVILLA- El Salón de los Espejos del Palacio de San Telmo volvió a acoger ayer la toma de posesión de un consejero tras la mastodóntica reforma realizada por Guillermo Vázquez Consuegra. El arquitecto «mimado» por la Junta y los Cruz y Ortiz luchan en la capital hispalense para hacerse con encargos de edificios emblemáticos. Josefina Cruz Villalón, nueva consejera de Obras Públicas, es hermana de Antonio Cruz, autor intelectual del Estadio Olímpico y de la estación de Santa Justa, la misma a la que acudió la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, para poner rumbo a Madrid. Pero antes, Aguilar acaparó todas las miradas en la puesta de largo de una consejera que pertenece a una familia que «ha hecho grande a Andalucía», tal y como aseguró Griñán.
Se despidió de los consejeros, de los miembros de su gabinete –algunos con lágrimas en los ojos– e incluso tuvo tiempo para fotografiarse con sus colaboradores más estrechos en los jardines del palacio, justo antes de abandonarlo por la puerta de atrás, literalmente.
Mientras, Cruz Villalón se preocupaba por su madre, en primera fila envuelta en un maremagnum de alcaldes, directores de departamento, asesores y escaladores en la cosa pública. No asistió ningún representante de los sindicatos, pero sí el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, que también aspira a coger el AVE cuanto antes. «A ver quién abandona el barco ahora. Este cambio se produce en el peor momento», se escuchó.