La inflación interanual de la zona del euro cae al 26 %

La inflación interanual de los países del euro bajó una décima en abril hasta situarse en el 2,6 % en comparación con el mes anterior, en tanto que un año antes ascendía al 2,8 %, según los datos publicados hoy por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

La subida de precios interanual en toda la Unión Europea (UE) llegó al 2,7% en abril, dos décimas menos que en marzo, mientras que en abril de 2011 se situaba en el 3,3 %.

En España, la inflación interanual quedó por debajo de la media europea en abril al registrar una tasa del 2 % -dos décimas menos que en marzo y muy lejos del 3,5 % de hace un año-.

De este modo, se consolida lentamente la tendencia a la baja de los últimos meses, después de que la tasa interanual de la inflación de la eurozona se mantuviese estable en el 2,7 % en los tres últimos meses, y de que cerrase 2011 en esa misma cifra, según Eurostat.

En términos mensuales, la inflación tanto de la zona del euro como de los Veintisiete se situó en abril en el 0,5 % y, la de España, en el 1,1%.

La inflación interanual subyacente -sin tener en cuenta los precios de la energía y los alimentos frescos, que tienden a variar más- se situó en abril en el 1,9 % en la zona del euro, invariable desde enero.

En comparación con marzo, la inflación interanual bajó en abril en dieciséis Estados miembros y aumentó en diez, según los datos disponibles (el Reino Unido no facilitó sus datos a Eurostat). Las tasas interanuales más bajas fueron las de Suecia (1%), Grecia (1,5%) e Irlanda y Rumanía (ambos con un 1,9%), mientras que las más elevadas se observaron en Hungría (5,6%), Estonia (4,3%) y República Checa y Polonia (4% cada uno).

Alemania y Francia, las dos principales economías de la zona del euro, presentaron subidas de precios en abril del 2,2 % y 2,4 %, respectivamente, en tanto que Italia, la tercera economía de la eurozona, se desmarcó de esa tendencia y superó la media comunitaria al situarse su tasa de inflación interanual en el 3,7 %.

Por grupos
Por componentes, los que tuvieron tasas anuales más elevadas en abril fueron el alcohol y el tabaco (4,7%), el transporte (4,3%) y la vivienda (3,9%), mientras que las más débiles las registraron las comunicaciones (-3,1%) y la educación y el ocio y la cultura (0,7% cada uno).

A nivel de subíndices, las subidas más abultadas se dieron en los carburantes para los transportes (0,34 puntos porcentuales), el gas (0,12 puntos porcentuales) y el tabaco y la electricidad (0,08 puntos porcentuales), en tanto que las telecomunicaciones (-0,18 puntos porcentuales) y los coches y el ocio (-0,7 puntos porcentuales cada uno) tuvieron el impacto a la baja más destacado.

Por lo que se refiere a tasas mensuales, los componentes que obtuvieron las más elevadas fueron el vestido (2,3%), los transportes (0,8%) y los hoteles y los restaurantes (0,6%), en tanto que las más débiles las anotaron las comunicaciones (-0,7%), la educación (-0,2%) y los alimentos (0%).

En particular, el vestido (0,10 puntos porcentuales) y los carburantes para el transporte (0,05 puntos porcentuales) tuvieron los impactos más fuertes en la subida de la tasa global, mientras que las telecomunicaciones y las verduras (-0,04 puntos porcentuales cada uno) fueron los subíndices que más tiraron de los precios para abajo.