Europa

Los eurodiputados españoles sacan los colores a Zapatero

CiU ha sido el partido más crítico con el presidente español: "Felipe González sí habría rematado a gol este balón"

Los eurodiputados españoles sacan los colores a Zapatero en Estrasburgo
Los eurodiputados españoles sacan los colores a Zapatero en Estrasburgo

Los eurodiputados españoles, a excepción del socialista Juan Fernando López Aguilar, cuestionaron hoy ante el pleno del Parlamento Europeo el liderazgo del presidente del Gobierno español y la gestión durante la reciente presidencia rotatoria de la UE.

"Por los resultados de su política económica, no estaba en condiciones de participar en el liderazgo de la solución (a la crisis europea), porque se había convertido en parte del problema", le dijo el popular Jaime Mayor Oreja.

En la misma línea, el también eurodiputado del PP, Luis De Grandes, consideró que "difícilmente podía liderar una empresa tan difícil quien ha colocado a su país en una etapa de incertidumbre y desasosiego"y calificó el semestre español de "tristemente irrelevante".

Una de las intervenciones más críticas fue protagonizada por el eurodiputado de CiU Ramón Tremosa, quien estimó que ha sido Europa la que ha obligado al Gobierno a vencer su inmovilismo frente a la crisis y cuestionó la falta de apoyo al catalán por parte de un Ejecutivo al que acusó de compartir "la solución final"para este idioma.

A su juicio, la presidencia ha sido "muy pobre"por la falta de liderazgo de Zapatero: "Felipe (González) sí habría rematado a gol este balón", concluyó.

Y más allá fue Oriol Junqueras (ERC) al decirle a Zapatero: "usted y su gobierno constituyen un excelente ejemplo didáctico de por qué deseamos convertirnos en un estado dentro de la UE".

Hasta la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán surgió en el debate, donde el europarlamentario de ICV Raul Romeva aprovechó su breve intervención para señalar que los catalanes están "profundamente decepcionados"y advertir de que los europeístas de esa comunidad se replantean cuál es su papel en la Europa que se está construyendo.

La eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao centró sus críticas en los pocos avances logrados para los intereses vascos, aunque también cuestionó la gestión de una presidencia condicionada por la propia crisis española y limitada por "los pésimos datos de España".

Willy Meyer (IU) criticó, mientras, la "orientación de fondo"de la política económica de la UE, que lleva camino de "desmontar el modelo social europeo"y a la que, recordó, la ciudadanía ha respondido con huelgas generales en varios países.

También ha sido crítico el eurodiputado de UPyD, Francisco Sosa Wagner, quien, a pesar de calificar de "meritorias"algunas de las iniciativas aprobadas durante el semestre, tachó de "espectacular"el fracaso que supone no celebrar la cumbre con EEUU o la de la Unión por el Mediterráneo, aunque no cambiar la posición común hacia Cuba, como pretendía el Gobierno, haya sido "altamente positivo"para los cubanos.

Desde los escaños españoles, sólo López Aguilar salió en defensa de la presidencia española de la UE, un semestre de "resultados"en un contexto "difícil"y en el que, destacó, se ha conseguido que Europa avance en la gobernanza económica.

Tras escuchar a los diputados de su país, Zapatero consideró que sus intervenciones eran más propias del Parlamento español que del europeo y, sin citar a nadie en concreto, se mostró convencido de que en alguno de los casos respondían a la nostalgia de no poder hablar en Madrid.

Los conservadores alemanes de la CDU optaron por los símiles taurinos y Werner Langen comparó a Zapatero con "un torero que iba a poner de rodillas al toro, pero que no va a dejar a dejar una huella indeleble"por falta de iniciativas y de propuestas.

Mientras, los líderes de los grupos políticos utilizaron un tono más moderado que los eurodiputados que intervinieron a título individual.

El jefe socialista, Martin Schulz, fue uno de los grandes defensores de la Presidencia, destacando sus "resultados excelentes"en varios ámbitos y calificándola como "un éxito"en términos generales.

Mientras, el portavoz del PPE, Joseph Daul, reconoció el "duro contexto"en el que le ha tocado operar a Zapatero -con mención expresa del problema del paro en España- y algunos de los logros del semestre.

Lamentó, sin embargo, que los éxitos se hayan visto "eclipsados por reveses"como la suspensión de las cumbres con Estados Unidos y con los países del Mediterráneo.