«Hollywood también va a misa»

La alfombra roja también tiene su hueco dentro del encuentro de los jóvenes con Benedicto XVI.

Los cines proyectaron ayer 20  cintas de ficción y  documentales
Los cines proyectaron ayer 20 cintas de ficción y documentales

MADRID- Ayer, la meca del cine se instaló en la madrileña calle de Fuencarral. Más de 20 películas y documentales se expusieron desde las dos de la tarde hasta la puesta de sol.
El programa, muy ambicioso, reunió a actores, productores y directores que viajaron desde diferentes partes del mundo para mostrar su apoyo a la JMJ y en especial a su programa cultural. «El cine es otra de las muchas formas que tiene Dios de hablarle al corazón de sus hijos», afirmó Carla Díez, directora del departamento de Cultura de la JMJ. Sus palabras las rodeaba un aura especial, brillante, ya que, junto a ella se reunieron algunas estrellas de Los Ángeles. Entre ellas, la joven Monique Coleman, embajadora de la Juventud de la ONU y una de las actrices adolescentes que más revuelo crearon a su alrededor: «He tenido la suerte de cumplir mi sueño. He participado en el éxito de ‘‘High School Musical''. Por eso, no quiero ser egoísta y creo que ningún joven debe serlo», explica. Fuera de las salas, los peregrinos se aglomeraban en las diferentes colas que cientos de chicos con polos verdes –de voluntarios– intentaban gestionar. «Aquí vienen más españoles porque las sesiones están subtituladas», explicaba Vanesa. Ella era la responsable de distribuir las entradas para ver la tercera parte de «Las crónicas de Narnia». «No nos quedan entradas», añadía.
Los peregrinos aprovecharon la tarde para disfrutar de filmes que «nos hemos perdido», comentaba un grupo de libaneses que hacían cola para ver «La pasión de Cristo». Ellos no pagaron nada por su entrada, y los que no eran peregrinos tan sólo tuvieron que abonar un euro.
A Peio Sánchez, director y responsable de la Semana de Cine Espiritual, lo encontramos a la entrada del cine Paz. Recomienda dos cintas: «De dioses a hombres» y «Il etait une foi». Esta última está protagonizada por dos jóvenes franceses que recorren en bicicleta varios países para mostrar a los cristianos de otras comunidades: «Hemos elegido comunidades aisladas como Tíbet o la India para sentir cómo viven su fe», aseguró Gabriel de Lépinau, uno de los protagonistas.
La celebración de la alegría cristiana no sólo se vivió en las salas de cine, las calles también se convirtieron en escenario de actividades. El compositor español Roque Baños organizó un gran despliegue musical al final de la calle Luchana. Dirigió a la orquesta filarmónica en un concierto de bandas sonoras, amenizado con textos de Benedicto XVI.


Preestreno mundial
Los testimonios de conversión también protagonizaron el día del cine. En especial, el de la actriz mexicana Karyme Lozano, que participa en el filme «Cristiada». Una producción impulsada y protagonizada por Eva Longoria y Andy García que se preestrenó ayer. Lozano expuso cómo, hace dos años, «la muerte de mi padre me acercó a Dios», explicó. Las palabras de Matthew Marsden también sirvieron de empuje para los numerosos peregrinos. El protagonista de «Transformers II» describió cómo era capaz de vivir su fe en un entorno tan difícil como Hollywood: «No todo lo que se ve y lo que aparece en los medios es la única verdad. Muchos vamos a misa a diario y estamos muy orgullosos de mostrar nuestra fe». Y concluyó su intervención animando a los jóvenes: «Necesitamos más soldados que luchen por la fe».