Presidencia se traslada a San Esteban y el Palacio de los Pacheco se subasta

MURCIA- Los funcionarios que trabajan en el Palacio de los Pacheco, donde se ubica la Consejería de Presidencia, se trasladarán previsiblemente hoy a San Esteban, sede del Ejecutivo regional, debido a que este inmueble saldrá a subasta a lo largo del mes próximo.

Así lo confirmó ayer el titular del ramo, Manuel Campos, quien apuntó la existencia de varias empresas que estarían interesadas en adquirir este edificio público en el que «se presta la función pública de la Consejería de Presidencia». Desde la Consejería de Hacienda, que es la encargada de llevar esta negociación, no se ha revelado la identidad de los interesados, pero corroboraron que será en julio cuando salga a subasta. De modo que las ocho personas, según Campos, que ocupan este edificio, ubicado en la plaza Fontes, que «es el equipo más directo», preparan ya el traslado para, a partir del jueves (por hoy), tener como nueva sede de Presidencia el Palacio de San Esteban, «que es donde tradicionalmente ha tenido su sede dicho departamento». En su opinión, «resulta lógico que si el edificio va a ser puesto en venta y hay postores interesados, que se racionalice la utilización de nuestros medios y recursos».

La razón de ser de que Presidencia tuviera la sede de este edificio donde la tuvo la anterior Consejería de Justicia y Seguridad Ciudadana «era trasladar a todos los funcionarios de Presidencia a este edificio, pero puesto que esta posibilidad resulta inviable teniendo en cuenta el Plan de Reequilibrio, donde se encuentra incluido este inmueble, lo más racional es trasladarnos si va a salir a subasta», señaló.

De esta forma, la vecha de inmuebles de titularidad pública para aumentar los ingresos de la Comunidad Autónoma sigue su curso y será el mes que viene cuando se intensifique coincidiendo en tiempo y forma con el inicio de la aplicación del Plan de Reequilibrio que se aprobará en el marco de la Asamblea Regional el próximo viernes y comenzará su puesta en marcha a partir del 1 de julio, fecha prevista para la puesta en marcha de las medidas diseñadas por el vicepresidente del Gobierno, juan Bernal.