La Plaza de Chueca acogerá conciertos «silenciosos» en las fiestas del Orgullo

El Ayuntamiento de Madrid y los organizadores de las fiestas del Orgullo han acordado hoy una fórmula para que la plaza de Chueca pueda acoger actuaciones musicales a pesar de las limitaciones sonoras que establece la Ordenanza del Ruido de la capital: conciertos "silenciosos".

Según ha informado el coordinador de MADO y secretario general de AEGAL, Juan Carlos Alonso, a Europa Press los conciertos podrán celebrarse finalmente gracias a "una nueva fórmula para el futuro", que consistirá en entregar a los asistentes a los conciertos un equipo de cascos similar a los de las audioguías para que se puedan seguir las actuaciones musicales.

Según Alonso, se barajan dos posibilidades: o bien que los grupos actúen en una emisora de radio que retransmita las actuaciones, con lo que en el escenario sólo se vería un montaje audiovisual, o bien construir un escenario insonorizado para que las bandas puedan estar en Chueca, "como ya se hace en el FIBE".

La propuesta ha salido de los organizadores de las fiestas, que buscan así "solucionar el escollo"que suponía la nueva Ordenanza contra el Ruido de la capital, que prohíbe autorizar límites especiales de ruido en zonas que tengan centros sociosanitarios a menos de 150 metros de distancia.

Así, el pregón se mantendrá con el formato de todos los años, pero los conciertos serán inaudibles para transeúntes y vecinos. Sobre los grupos que actuarán en este punto de la ciudad, Alonso ha apuntado que el MADO tiene que "cerrar ahora"los compromisos y que se informará este martes en una rueda de prensa.

"Proponemos una fórmula alternativa e innovadora para que, además del Orgullo sostenible (que se puso en marcha el año pasado para disminuir el impacto de las fiestas en el barrio), ahora también sea Orgullo Compatible", ha explicado Alonso, que ha agradecido la "receptividad"y "sensibilidad"del alcalde y del concejal de Centro, Enrique Núñez, hacia el MADO.

Ese respaldo se ha materializado también en el "compromiso"del Gobierno municipal de, tras el 15 de julio, abrir dos mesas de trabajo con los organizadores del Orgullo para "evaluar los resultados de las fiestas, por un lado, y avanzar en el diseño de futuro con nuevas fórmulas".

Y es que ambas partes desean, según Alonso, que "el sistema de trabajo satisfaga a todas las partes para impedir que el año que viene vuelva a darse la misma situación", especialmente de cara a no perjudicar la candidatura de Madrid a albergar el World Pride en 2017.

De esta manera, Alonso ha asegurado que las asociaciones organizadoras del Orgullo han salido de la reunión "satisfechas"y haciendo una "valoración positiva"porque, a su juicio, "nadie sale derrotado, todos ganan"con este acuerdo.

Además, ha insistido en la "voluntad"del MADO de que el Orgullo "se mantenga en Chueca", razón por la que están haciendo "un esfuerzo muy importante para compatibilizar el evento con el derecho de los vecinos al descanso". "Este es un paso más. El Orgullo se mantiene, se queda en Chueca", ha zanjado.

A la reunión de este lunes han asistido, por parte de la organización, el propio Alonso, el presidente de la Federación Española de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Antonio Poveda; y un representante de Cogam. Por parte del Ayuntamiento, junto a Gallardón y Núñez ha estado también la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Ana Botella.