Eurocopa

Las dudas de Capdevila

Arbeloa ha apartado al jugador del Villarreal de la alineación en los últimos encuentros. «Si tengo que jugar, encantado, y si no, animaré».

Vicente del bosque camina hacia el banquillo en el entrenamiento vespertino de ayer
Vicente del bosque camina hacia el banquillo en el entrenamiento vespertino de ayer

La defensa de España se repite de memoria desde hace dos años. Por delante de Casillas juegan Sergio Ramos, Puyol, Piqué y... otro. El otro era siempre Capdevila. Era, porque en los últimos amistosos Arbeloa le ha arrebatado el puesto en el lateral izquierdo. El jugador del Villarreal era insustituible durante mucho tiempo en la selección. El único futbolista sin recambio. Pero la buena campaña de Arbeloa, que siempre rinde, por la derecha o por la izquierda, por el momento parece condenarlo al banquillo.«Sentirse titular en esta selección es difícil. He gozado de muchos minutos siempre, pero jugar o no, no es algo que me haya planteado. Cada uno quiere jugar el máximo número de partido posibles. De momento estoy contento. Desde que llegó Vicente [del Bosque] me he sentido importante y muy bien dentro del grupo», asegura el internacional español.«Si tengo que jugar, lo haré encantado y si no, no pasa nada. Esperaré, y animaré. Lo importante es que gane España, no si juego o no. Hasta ahora estoy muy satisfecho con mis números en la selección», afirma Capdevila. El lateral se ha reencontrado en la concentración de la selección en Austria la pasada semana con las mismas sensaciones de hace dos años en la Eurocopa que ganó España. «Muchos recuerdos pasaron por la cabeza al llegar al mismo aeropuerto. Estuvimos como en casa. El trato de los austriacos fue estupendo. Encontramos el mismo espíritu de hace dos años. Es un poco talismán. Esperemos que nos dé la misma suerte», comenta.Pero Vicente del Bosque no confía sólo en las casualidades y las supersticiones. Y acompaña las cábalas de trabajo. Por eso ordenó ayer que se ensayara la presión en el entrenamiento matinal en Las Rozas. Defender con intensidad para atacar en contraataques con superioridad. Un ejercicio que le servía también para ensayar el ataque ante defensas cerradas. Algo que sucederá de manera constante en Suráfrica.El equipo español se entrenó ayer al completo, con Fernando Torres integrado como uno más en el grupo. Algo que empieza a ser cada vez más complicado entre las selecciones mundialistas. Suiza, el primer rival de España en el torneo, sufre la lesión de Behrami. El centrocampista se retiró el sábado antes de tiempo del amistoso que juagaba su selección ante Italia. Unos problemas musculares complican su presencia en el estreno mundialista. «La mala suerte de algunas selecciones es preocupante. Estamos en el final de temporada y hay que ir con un poco de cuidado», dice Capdevila.