Las asociaciones de víctimas marcharán juntas contra Sortu

Las víctimas del terrorismo preparan una gran manifestación a finales de marzo o principios de abril para exigir que ETA no tenga ninguna representación en las instituciones.

Las víctimas del terrorismo volverán a salir a la calle
Las víctimas del terrorismo volverán a salir a la calle

MADRID- Las víctimas ya tomaran la calle hace quince días para reclamar la «verdad» y oponerse a una «negociación con ETA». En esta ocasión, volverán a manifestarse, unidas, para exigir al Gobierno que no legalice la nueva formación Sortu, heredera de Batasuna. A la manifestación está previsto que acudan desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Dignidad y Justicia, Foro Ermua, Covite, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, la Asociación Gallega de Víctimas del Terrorismo (AGAVITE), la Asociación Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo (ACFSEVT), la Asociación Andaluza de Víctimas, la Asociación Canaria de Víctimas, la Asociación de Víctimas de la Comunidad Valenciana, la Asociación Extremeña de Víctimas y la Asociación Murciana de Víctimas...
 Las víctimas siempre han reclamado «un final de ETA sin impunidad» judicial o histórica, y por eso no van a permitir que los abertzales vuelvan a las instituciones.
Ésta no es una reclamación nueva. La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, presentó el pasado mes de noviembre un manifesto en el que rechazaban, entre otras cosas, una aplicación «laxa» de los beneficios penitenciarios que supongan una medida de gracia para los etarras además de exigir que los presos de la banda terrorista cumplan íntegramente sus penas.
«Tolerancia cero» con las «identidades asesinas», reclaman con fuerza ante la amenaza de que Sortu consiga concurrir en las próximas elecciones, bien como partido propio, bien integrando a algunos de sus candidatos en las listas de EA.
 Por eso, porque las víctimas no van a consentir que ningún organismo estatal o privado tenga un objetivo diferente a la derrota del terrorismo o que permita que se dañe la memoria y la dignidad de las víctimas volerán a manifestarse, ya que consideran que su deber es levantarse «contra cualquier injusticia con todas las fuerzas». Y es que la la defensa de la libertad por la que tanto se han sacrificado las víctimas del terrorismo «no puede estar en juego», y así lo harán saber de nuevo.