Una noche para el juego

La Noche en Blanco convertirá el sábado Gran Vía en un centro de recreo

La gran fiesta de la cultura vuelve a tomar las calles de Madrid. El próximo sábado se celebra la quinta edición de «La Noche en Blanco», que contará con más de 200 propuestas culturales. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presentó ayer la edición de este año que, bajo el lema ¡Hagan juego!, se amplía en todos los sentidos: «Habrá un mayor número de actividades, mayor participación social y empresarial, más extensión y más tiempo», explicó el alcalde quien aseguró que esta cita con la cultura será este año «más plural, abierta, participativa, amplia, extensa y larga que nunca».

Además, el Ayuntamiento facilitó las cifras de la nueva edición, en la que el consistorio madrileño ha disminuido su aportación un quince por ciento, mientras la contribución privada ha aumentado hasta representar un tercio del gasto total, frente al veintidós por ciento del año pasado, según informa Efe.

De las 212 actividades programadas, 165 corresponden al Programa Abierto, y de éstas un 72 por ciento han sido concebidas específicamente para este acontecimiento. A ellas, se suman las propuestas del Programa Comisariado, así como las que integran los diferentes circuitos, que en esta edición se amplían y consolidan con el fin de dar una mayor visibilidad a los artistas locales y fomentar las relaciones con el tejido cultural de la ciudad. La presentación de ayer también contó con la presencia de Pablo Berástegui, director de «La Noche en Blanco», Alicia Moreno, delegada de Las Artes, y Basurama, un colectivo de arquitectos madrileños que ejercen como comisarios invitados.

«Se trata de un gran proyecto en el que el lienzo es toda la ciudad. Además es para todo tipo de públicos y en un momento de especial dificultad por la crisis que atravesamos», según Pablo Berástegui. Por otra parte, la edición de este año amplía su radio de acción a diez distritos, ya que Tetuán, Carabanchel y Usera se suman a la velada más cultural de Madrid. Como punto fuerte para el sábado por la noche y coincidiendo con la celebración del centenario de la Gran Vía, la mítica calle se transformará en un campo de juego para todas las edades.

Como es habitual, habrá varias instalaciones de arte público, visitas extraordinarias y propuestas musicales en Matadero, Príncipe Pío y Parque del Oeste, sin olvidar numerosas novedades, algunas de las cuales llegan este año de la mano de Basurama, artífices del arte del reciclaje. Entre sus propuestas destaca la investigación en los desechos que produce la sociedad y buen ejemplo de ello será la propuesta «Un objeto de deseo» en la Plaza de Callao, que recibirá a todos los que deseen llevarse a casa un objeto reciclado muy especial: una papelera elaborada con la alfombra que cubrió el asfalto de la Gran Vía durante la celebración de su centenario.

La música en vivo, como en anteriores ediciones, tendrá una importante dosis de protagonismo gracias a «Fiesta de mucho bailar para todas las edades».La cita será en Plaza de Cibeles desde las 23.00 horas y hasta las 05.00, y contará con la participación de Paco Clavel, Los Hermanos Pizarro, Diego A. Manrique e Iñigo Munster. Otra de las novedades de este año se encuentra en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles (sede del Ayuntamiento madrileño), que acogerá «Arco iris doble», una obra del arquitecto José Miguel de Prada Poole. Todas las artes y todos los estilos vuelven a salir el sábado por la noche a la calle y a sacar de paseo a madrileños y visitantes.


Anónimos, pero protagonistas
Una de las novedades de la edición 2010 de La Noche en blanco (LNEB) será la alta participación que tendrán ciudadanos anónimos en las actividades y espectáculos programados. En esta ocasión se ha decidido potenciar la participación ciudadana, por lo que enviarán a un grupo de ciudadanos para que se «infiltren» en diferentes actividades mientras se estén desarrollando y las «saboteen». A través de una convocatoria pública, se han buscado espontáneos que participarán en una serie de acciones de carácter secreto que tendrán lugar en durante LNEB con el objetivo de «sorprender a los viandantes». Pero ésta no es la única fórmula que este año se ha puesto en marcha para que la edición 2010 sea más participativa que nunca. De esta manera, la organización ha buscado al «madrileño del año» a través de Internet y con un fotomatón ambulante. Un concurso que ha dado como ganador a Alberto Santander Martín, un soldado de 22 años, que será uno de los protagonistas de la noche.