Arenas pide el voto de la izquierda para ser el mejor alcalde de la región

Destaca que las encuestas dan la victoria a los populares pero pide un esfuerzo a los militantes para «abrir» la formación.

El presidente del PP en Andalucía, Javier Arenas, agradece los aplausos de los asistentes al mitin de Córdoba
El presidente del PP en Andalucía, Javier Arenas, agradece los aplausos de los asistentes al mitin de Córdoba

CÓRDOBA- «El reloj del fatalismo tiene las pilas agotadas». Con frases como ésta, el presidente del PP-A, Javier Arenas, respaldado por el líder nacional de su formación, Mariano Rajoy, defendió ayer que después de 30 años de socialismo en la comunidad, el cambio «es necesario, normal y el que se ha de procurar en cualquier democracia normal». En ese sentido, destacó que «ya son cerca de diez encuestas» las que indican que los populares van «a ganar en Andalucía» las próximas elecciones regionales. Aún así, Arenas reclamó un esfuerzo a los militantes de su partido para seguir «abriendo» el partido. Incluso tanto él como el propio Rajoy fueron un paso más allá y se lanzaron sin complejos a pedir el voto de izquierdas en las próximas citas electorales.Durante un acto político del PP en Córdoba en el que participaron cerca de 600 «alcaldables» populares, el presidente del PP-A quiso poner el acento en que «no se trata de ganar» los comicios autonómicos, sino de «ganar por mayoría amplia», para que los populares pueden «gobernar». «No sólo ganar –matizó–, sino gobernar y conformar a Andalucía, pues se lo merece el futuro de esta tierra».Insistió en la idea de ampliar las fronteras de su electorado y defendió que aunque no se le puede pedir «a un socialista que en 24 horas pase de sus convicciones socialistas a las convicciones centristas populares», sí que se le puede lanzar el mensaje de que «merece la pena en democracia tener la oportunidad de contar con otro Gobierno» que además no engañará a los andaluces «como han hecho los socialistas durante treinta años». En este punto, Arenas aseguró que cuando los suyos gobiernen la Junta, harán «algo muy parecido a lo que hacen los alcaldes y alcaldesas» del PP en sus municipio. De hecho, mantuvo que aspira a «ser el mejor alcalde de Andalucía», como presidente autonómico. Antes de llegar a ese momento, confió en doblar las alcaldías populares en los próximos comicios municipales y en que esto constituirá el «mejor Gobierno de la historia de la democracia».

Aplauso a CortésDe otro lado, el líder de los populares andaluces abogó en Córdoba, donde estaba Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, la niña onubense presuntamente asesinada por un pederasta, por implantar la cadena perpetua, aunque «revisable», como condena a aplicar por la comisión de determinados delitos. Los asistentes al mitin brindaron un aplauso a Cortés mientras Arenas proclamaba que ni a él ni a «muchas familias de niños españoles» su partido les va «a fallar».Desde esa perspectiva, Arenas subrayó que en su partido no tienen «complejos» para defender que «las penas se incrementen, especialmente para los delitos contra los niños», puesto que «España no será menos democrática, ni disfrutará menos de la libertad, si aquí existiera, como en tantos países europeos, una cadena perpetua revisable».