El secretario de los socialistas sevillanos niega trato de favor a su cuñado

El secretario general del PSOE en Sevilla, José Antonio Viera, negó ayer que su cuñado –prejubilado en una de las empresas investigadas en la trama de los ERE– obtuviera trato de favor. Juan Pérez, casado con Inés Viera, se jubiló en abril de 2005 tras trabajar en la empresa Cuerotex 42 años y seis meses

El secretario provincial del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera
El secretario provincial del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera

Ese año, José Antonio Viera no era consejero de Empleo y Desarrollo Tecnológico –sí lo fue entre 2000 y 2004–. Sin embargo, los nueve trabajadores de la factoría sevillana se beneficiaron de una póliza específica que además del salario individual les cubría las cotizaciones a la Seguridad Social hasta la jubilación. Viera sí reconoció que el marido de su mujer era el presidente del comité de empresa, aunque no negoció con él en ningún momento. Sí lo pudo hacer con Antonio Rivas, el delegado provincial de Empleo en Sevilla y que está imputado en el caso Mercasevilla. También negó «opacidad» en el uso de los fondos para empresas en crisis y argumentó que se respetó la Ley 38/2003 General de Subvenciones. Por su parte, el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, exigió a Viera que dimita «de manera inmediata», puesto que «participó en un ERE presuntamente irregular y benefició a un familiar con prebendas exclusivas que no se daban a otros trabajadores». Sanz criticó que, habiendo expulsado la dirección del PSOE a Javier Guerrero –que denunció la existencia de «fondos de reptiles» en la Consejería de Empleo– sin estar imputado, «debería hacer lo mismo con Viera».

Por tanto, señaló que Guerrero es un «chivo expiatorio» y que el secretario provincial de los socialistas sevillanos «debe explicar cuáles son los compromisos a los que llegó con su cuñado».