Las encuestas que baraja el PP ven seguro recuperar Benidorm

En uno de los casos, Fenoll obtiene catorce concejales frente a once, mientras que en el otro queda trece a doce.

Pleno del Ayuntamiento de Benidorm en que el PSPV votó a favor de la moción de censura
Pleno del Ayuntamiento de Benidorm en que el PSPV votó a favor de la moción de censura

VALENCIA- El Partido Popular está convencido de que Manuel Pérez Fenoll será el próximo alcalde de la ciudad de Benidorm, y recuperará así la vara de mando que le arrebató el socialista Agustín Navarro mediante moción de censura con un tránsfuga.
Actualmente, los populares cuentan con dos encuestas. Una realizada por la dirección regional del partido, en la que Fenoll obtendría 14 concejales frente a once que lograría el PSPV. Y otra, encargada por el propio Fenoll al instituto Opina, que arroja un resultado más ajustado, pero aún así positivo para el PP con trece concejales frente a doce.
El PP, en ningún momento, ha valorado la posibilidad de plantear a los encuestados la hipótesis de que sea Gemma Amor quien lidere la lista de esta formación al Ayuntamiento, algo que la actual diputada autonómica ha ido promulgando en sus últimas apariciones públicas, pero que el partido parece no estar dispuesto a admitir.
De hecho, la dirección del partido podría estar valorando volver a ofrecer escaño de diputada a Amor en Les Corts para apaciguar sus ansias municipalistas.
Además, desde el mismo día en que se realizó la moción de censura en septiembre de 2009, el presidente Camps ya dijo que el candidato en las próximas elecciones municipales sería Manuel Pérez Fenoll y que de este modo recuperaría nuevamente la alcaldía de la ciudad alicantina.
Con este criterio no siempre coincidió Joaquín Ripoll, quien recordó en su momento que la inclusión del tránsfuga, José Bañuls, que dio la alcaldía a Navarro, también fue una imposición de la directiva regional del PP a la que se oponía la dirección provincial.
Como ya informó LA RAZÓN, el grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Benidorm presentó una moción de censura apoyándose en el tránsfuga, José Bañuls, en septiembre de 2009. Tras ella, tanto la dirección del PSPV en la Comunitat, como la del PSOE en el ámbito nacional, condenaron dicha actitud. Reprobación que con el paso del tiempo, como ya advirtió el PP, se varió por un apoyo a que la candidatura de los tránsfugas vuelva a presentarse con las siglas del PSPV.