«Mari Luz pegó manotazos para salvarse pero el agua se la tragó»

La mujer de Santiago del Valle narró ayer como Mari Luz fue asesinada.

Isabel García en el juicio celebrado esta tarde
Isabel García en el juicio celebrado esta tarde

Isabel García, mujer del presunto autor de la muerte de la niña Mari Luz Cortés, ha inculpado este miércoles en la primera sesión del juicio del caso a la hermana de Santiago, su cuñada Rosa del Valle, acusada como coautora de un delito de asesinato, porque ésta le confesó en Pajaroncillo (Cuenca) que "era la culpable de la desaparición de Mari Luz", a la par que ha defendido la inocencia de Santiago y ha refrendado que su marido "no es un monstruo, el monstruo es ella", refiriéndose a Rosa.

En la declaración, que ha sido interrumpida unos minutos por un posible ataque de ansiedad, Isabel García ha asegurado que las anteriores declaraciones fueron "todas inventadas"y que "la verdad"es que el día 13 de enero Rosa "le enseñó una bolsa de chucherías a Mari Luz, la niña entró en la casa", se asustó con un ruido, se cayó, se quedó inconsciente y Rosa "la metió en un carrito de la compra y se la llevó a las marismas".

Una vez en las marismas, según ha relatado Isabel García, "la niña empezó a llorar, la golpeó en la cabeza y la tiró a la ría", momento en el que Mari Luz recobró el conocimiento por "el agua fría y pegó manotazos para salvarse, pero el agua se la tragó".