El nuevo tranvía de Vossloh está «pensado» para la futura T-2

Llegará «al corazón de Valencia» y a la Ciudad de las Artes

El presidente de la Generalitat y la alcaldesa de Valencia visitaron la sede en Albuixech de la empresa alemana
El presidente de la Generalitat y la alcaldesa de Valencia visitaron la sede en Albuixech de la empresa alemana

Valencia- Vossloh España presentó ayer la primera unidad de su nueva familia de tranvías «Tramlink», que combina ventajas del tranvía y el metro y está «pensado» y «preparado» para convertirse en el transporte de la línea T-2 de Valencia.
Se trata de una plataforma en la que se han invertido veinte millones de euros y que se utiliza para vender en todo el mundo, y está preparada para ir a la futura T-2, que Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) deberá sacar a concurso público para adjudicar los trenes.
Según anunció tras el acto de presentación el presidente de Vossloh España, Íñigo Parra, la empresa se presentará al concurso - «cuando salga»- para que el tranvía circule por el Oceanográfico. Lo hará, dijo, integrado en el entorno de la ciudad.
A la visita acudieron el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien corroboró que el «Tramlink» está pensado para convertirse en el tranvía de la futura línea T-2, que llegará «hasta el mismo corazón de la ciudad», es decir, el centro histórico, el Mercado Central y el barrio de El Carmen, y también al Parque Central o a la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Cumplir el deseo de Barberá
Y es que, según el presidente, la primera edil se ha «enamorado» de un tranvía en el que tiene que invertir la Generalitat. En este sentido, dijo que a partir de ahora su Gobierno tiene «la responsabilidad de cumplir con sus deseos e ilusiones».
Vossloh España vende tranvías en Alemania, y eso representa «un altísimo nivel de crédito» para la factoría valenciana, ubicada en Albuixech y que da empleo a 700 trabajadores de forma directa y a 2.000 indirectamente.