Un año sin Vicente Ferrer

Más de 8.000 personas asistieron hoy en la localidad india de Anantapur (sur) a los actos de conmemoración del primer aniversario de la muerte del cooperante español Vicente Ferrer, informó a Efe un portavoz de su Fundación.

A la emotiva ceremonia asistieron familiares del fallecido cooperante, representantes de las autoridades locales y directivos de la Fundación Vicente Ferrer, así como muchos de los beneficiarios de las comunidades y pueblos, incluidos varios centenares de niños, con los que trabaja la Fundación desde hace más de 40 años.El acto comenzó a las 09.15 hora local (03.45 GMT) en el Memorial donde Vicente Ferrer se halla enterrado y fue presidido por su viuda, Anna Ferrer.En el homenaje, que se desarrolló con un ritual hindú en el que varios niños realizaron una ofrenda de flores, incienso y alcanfor, se leyeron varios textos de las tres religiones (hindú, musulmana y cristiana) presentes en la región, en las lenguas telugu y urdu.También se leyeron fragmentos del libro "El encuentro con la realidad", escrito por el propio Ferrer, en inglés, español y catalán, idiomas que "formaron parte de su vida", según declaró su viuda.Anna Ferrer, quien actualmente dirige la Fundación, destacó la importancia del trabajo de su difunto esposo y subrayó que "el mejor legado es continuar con su trabajo".Vicente Ferrer fue pionero en la elaboración de proyectos de desarrollo integral, recibió el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia en 1998 y es candidato al Premio Nobel de la Paz de 2010.La Fundación Vicente Ferrer lleva a cabo su labor humanitaria en el estado indio de Andhra (sur), en cuyo distrito de Anantapur asiste a más de 2,5 millones de personas.En la segunda semana de julio, está prevista la inauguración de una estatua en honor a Ferrer en una de las calles principales de Anantapur, capital del distrito homónimo.