El sastre Tomás olvida sus declaraciones contra Camps y el PP

El sastre José Tomás ha concluido esta mañana su declaración en el llamado "caso de los trajes"en el que se juzga al expresidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y al exsecretario general del PPCV, Ricardo Costa, por un delito de cohecho impropio pasivo.

El sastre Tomás olvida sus declaraciones contra Camps y el PP
El sastre Tomás olvida sus declaraciones contra Camps y el PP

 

La defensa de Camps, el abogado Javier Boix, concluyó el interrogatorio preguntándole al testigo si recordaba algunas de las manifestaciones realizadas por Tomás en varios medios de comunicación. "Haré todo lo que pueda contra Camps y el PP"o "Camps y Rajoy morirán juntos". La respuesta fue negativa.

Desde que se abrió la instrucción de este caso, el sastre ha participado en programas de televisión, como La Noria, y ha concedido entrevistas a varios medios de comunicación.


Boix puso de manifiesto las contradicciones que ya resaltó ayer en la primera parte de su declaración. Dudó sobre el número de chaquetas que se llevó Camps de la tienda de Milano y también sobre el momento en el que comenzó a confeccionarle ropa. Al final, el sastre insistió en que no cambiaría su declaración y que su contacto con Camps comenzó durante la primavera de 2006.

Ayer Boix mostró las declaraciones que Tomás ha realizado en diferentes instituciones. Los documentos quedaron incorporados a la causa para que el jurado pueda valorar la credibilidad del testigo, tal y como especificó el magistrado Juan Climent.

El sastre defendió que Camps pagaba sus trajes hasta que se le despidió de Forever Young. El director de la empresa, Eduardo Hinojosa, argumentó que el motivo fue la existencia de facturas falsas. Boix apuntó que hasta ahora, no se ha podido demostrar la autoría de las mismas, aunque ningún tribunal ha descartado su existencia. Tomás percibía una nómina de 6.000 euros al mes en Forever Young.

El sastre insistió ayer en que tenía órdenes de Pablo Crespo y Álvaro Pérez, "El Bigotes", cabecillas de la trama "Gürtel", de que no se le cobrase nada a Camps.

Con respecto a Costa, Tomás reconoció haber llamado a su secretaria para agradecerle que había pagado las prendas adquiridas, sin embargo, dijo que lo hizo porque así se lo indicó Álvaro Pérez, y que no sabía si realmente las había pagado.

La jornada continúa con la declaración de más testigos. El rechazo de Climent por varias preguntas realizadas por las defensas provocó un notable enfado por parte del expresidente Camps. De hecho, Climent le instó a controlar su comportamiento o, de lo contrario, tendría que expulsarlo de la sala. La defensa de ambos acusados pretendía resaltar que nunca se adjudicaron contratos para favorecer a Orange Market, empresa enmarcada dentro de la red corrupta.